Si usted tiene créditos, es mejor que preste mucha atención y planifique sus recursos. Y es que se espera que para los próximos meses las tasas de interés continúen en aumento paulatino y esto provoque un impacto en las cuotas mensuales que se deben pagar por los préstamos.

El aumento en las tasas de interés se debe al alza en la Tasa Básica Pasiva, la cual pasó de 2,9% en enero a 4,32% en este mes de julio. Esto como una medida del Banco Central para frenar la inflación que se ha dado a nivel mundial por la pandemia, la crisis de los contenedores y el conflicto entre Rusia y Ucrania. Esto ha provocado que del 2020 al 2022 se duplicaran los precios en las materias primas y con ello que se aumente la tasa de interés.

Por ejemplo, una persona con un crédito de ¢50 000 000 a 30 años plazo, con una cuota mensual de ¢330 000, debe pagar actualmente ¢34 000 más por el aumento en la tasa de interés.

Allan Calderón, subgerente de estrategia del Banco Nacional y Ronulfo Jiménez, asesor económico de la Asociación Bancaria Costarricense, consideran que el aumento en la tasa de interés va a generar una relentización en los créditos que ya se venían recuperando por el impacto de la pandemia.

Se espera que el incremento en las tasas se perciba de forma moderada durante este año y ya para 2023 se normalice.

La expectativa de crédito para este año era de 7,5%, sin embargo, ante el contexto que vivimos se prevé un 5%, siendo el crédito de consumo y vivienda los que presenten una mayor reducción. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA