La más reciente auditoría de Lanamme en el paso a desnivel en Guadalupe no logró identificar el monto de compensación a la Administración, por fallos cometidos por la empresa ejecutora del proyecto y tampoco logró conocer si el monto, no revelado por las partes, había sido aprobado por el Consejo Nacional de Viabilidad (Conavi).

La última auditoría realizada por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LanammeUCR), además encontró deficiencias en los parámetros vinculados al confort en carretera, deterioro prematuro del asfalto, problemas en la iluminación e incertidumbre en los acuerdos de compensación ante las irregularidades.

Foto: LanameUCR.

Las compensaciones se refieren puntualmente a incumplimientos en el  Índice de Regularidad Internacional (IRI), que se relaciona con la estabilidad que se pueda sentir al pasar sobre una carretera, en el carril externo en el sentido San Pedro – Calle Blancos. 

Esta falla se había reportado a la unidad ejecutora, quienes se comprometieron a descontarlo del costo final de la obra. Sin embargo, la auditoría no logró identificar de cuánto fue el monto retribuido al Estado y si este había sido aprobado por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi). 

Lanamme explicó que pese a que en mayo, la Unidad Ejecutora POEIV-BCIE/CONAVI dijo haber realizado aclaraciones del monto de compensación por el incumplimiento, lo cierto, es que la “información presentada aún genera incertidumbre sobre dicha compensación”, lo cual fue comunicado al Conavi.

Los estudios realizados por Lanamme permiten medir la regularidad y el agarre de la superficie del pavimento. Además, se brinda monitoreo al desempeño de los diferentes elementos del proyecto y se recopilan los principales hallazgos en materia de seguridad vial de la obra.

Más por mejorar

Posterior al informe entregado en mayo del 2022, el laboratorio encontró en el tronco principal del paso a desnivel secciones del pavimento en condiciones regulares y severas.  Además, se identificó deformaciones en el tramo final del proyecto,  cerca de la intersección de Calle Blancos, donde únicamente se colocó una sobre capa asfáltica sobre el pavimento existente. 

Las altas deflexiones o pandeos se asocian a una baja capacidad estructural

La rampa entre Guadalupe y San Pedro tampoco salió bien librada, ahí se encontraron deterioros prematuros de la capa de ruedo.

Ante el informe al Conavi, la Unidad Ejecutora se comprometió a reparar los deterioros y otros detalles como parte de la garantía del proyecto, sin costo adicional para la Administración.. 

“No obstante, la información técnica aportada no permite afirmar que la reparación realizada es suficiente para garantizar la vida útil de la estructura, por lo cual se solicitó a la Unidad Ejecutora el complemento de la información para comprobar la idoneidad de la reparación realizada, del cual al día de hoy no se tiene respuesta”, detalló Lanamme.

Finalmente, se evidenció un potencial riesgo de colisión a las luminarias colocadas en la mediana del eje central del proyecto según la solución implementada como sistema de contención vehicular.

Esta obra fue inaugurada el 25 de abril del 2022. Se intervinieron 800 metros de longitud, con un paso elevado de 340 metros, un viaducto de 100 metros y un paso deprimido de 330 metros, cuenta a su vez cuenta con un túnel de 104 metros adicionales que, en todo su recorrido, dispone de dos carriles por sentido y espaldones de 2.5 metros.

Este proyecto requirió una inversión de $21 millones 127 mil, provenientes de un empréstito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA