El Juzgado de Niñez y Adolescencia de San José otorgó la adopción de un joven a un matrimonio de dos hombres costarricenses, al considerar que la familia cumple con la idoneidad requerida para brindarle un hogar al menor de edad.

La sentencia se dictó el pasado 15 de junio, en cuyo análisis jurídico privó el interés superior de las personas menores de edad.

“El menor ha encontrado la familia que siempre había soñado y que le fue negada desde que era un niño de tan solo cuatro años, momento en el que fue institucionalizado, hasta que la vida lo llevará a conocer a los padres que ya lo esperaban”, destacó la resolución de la jueza Nelda Jiménez Rojas.

Por su parte, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se comprometió a darle seguimiento a la adopción por el plazo de dos años, tiempo en el cual el joven cumple la mayoría de edad.

La sentencia evidenció que no existe diferencias entre la adopción por una pareja homosexual, a la de una pareja heterosexual, ya que los requisitos legales y formales son los mismos.

“El verdadero binomio al hablar de adopción es el de analizar el interés superior de las personas menores de edad y el derecho de las personas adultas para acceder a la adopción, así como sus verdaderas posibilidades de lograr únicamente por medio del amor educar y formar sus hijos o hijas como personas de bien para la sociedad. Cualquier otra necesidad, alimento, vestido, educación, techo puede ser suplida por el estado, no así el sentimiento de afecto, apoyo y amor que debe darse entre padres e hijos”, puntualizó la resolución de Niñez y Adolescencia.

Además, la resolución judicial destacó que “la familia es fundamental, sin importar si esta es conformada por una pareja de hombre y mujer, o una de dos mujeres o de dos hombres, toda vez que lo primordial es el bienestar de los niños, niñas y jóvenes”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA