La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) urgió a autoridades del Gobierno actual en temas puntuales para detener el incremento en los precios de los alimentos. La solicitud se realizó en el congreso bianual de la Cacia, realizado este martes 19 de julio.

Los industriales de alimentos afirman que es necesario trabajar en seis objetivos, que incluso permitirán la generación de empleo en el país, reducir el costo de la vida y obtener mejor competitividad. 

Se trata del orden fiscal y reforma del estado, la reducción de costos innecesarios en los puertos de Moín y Caldera, eliminar las barreras de acceso a materias primas industriales y apertura de monopolios,  eliminar  los cuellos de botella regulatorios; frenar el acoso legislativo y  revisar la política comercial que elimine las distorsiones del comercio internacional.  

Juan Ignacio Pérez, presidente de CACIA, señaló que el país atraviesa grandes desafíos y ven con buenos ojos la apertura del Gobierno a enfrentar trabajas a nivel nacional, para reducir los costos de producción y para evitar un daño irreparable en la rentabilidad de las operaciones y, así, minimizar un mayor daño e incremento en el costo de vida, que mine el bienestar general de la población. 

“Las secuelas sobre el mercado de una pandemia que aún se percibe en el comportamiento del consumidor, la guerra entre Rusia y Ucrania, la crisis de contenedores, el incremento fuerte en todos los rubros de costos por materias primas e insumos, el hackeo delincuencial que afectó los servicios aduanales, aunado a la inestabilidad económica por el crecimiento del tipo de cambio del dólar; ponen de manifiesto la necesidad de analizar qué decisiones podemos tomar, para mejorar el futuro inmediato de la Industria Alimentaria”, puntualizó Pérez. 

En detalle. 

 Cuando mencionan orden fiscal y reforma del Estado, se refieren al rediseño, fusión o cierre de procesos administrativos y de entidades que no generan valor a la sociedad;  a la rendición de cuentas y retorno social de la inversión pública de las entidades del Estado que reciben transferencias de gobierno central, y a la reestructuración del sistema de pensiones que no cuenta con aporte de respaldo y es cargado al presupuesto nacional.  

Además proponen modernizar el sistema informático del sector público para eliminar duplicidades e ineficiencias que generan desperdicios de fondos públicos y  formalizar el proyecto Ciudad/Estado para reducir el gasto en materia de alquileres. 

Los representantes de la Cámara afirman que los puertos de Caldera y Limón presentan situaciones insostenibles para las empresas, sobre todo, por los altísimos costos de los procesos administrativos, sus trámites y requisitos. 

Según expusieron, la gran crisis de costos altos por el contexto mundial y el hackeo de los sistemas del Ministerio de Hacienda, dejó al desnudo problemas estructurales que ya existían. 

Por ello, requieren del reconocimiento de los certificados de laboratorios aprobados por las autoridades competentes del país de origen, de  infraestructura de laboratorios en los puertos 24/7 y el restablecimiento de las declaraciones anticipadas por parte de la autoridad aduanera. 

Los voceros de los empresarios peplantear el procedimiento de recolección de muestras, siendo esta exclusiva en el puerto y no en el almacén fiscal, así como tomar muestras en la empresa, bajo ciertas características de control de riesgos y toma de muestras con protocolo para el regente profesional, que ya algunas empresas tienen para el tratamiento de la inspección en planta. 

“Estas son reformas a procesos administrativos, no a normativas. Son medidas que no alteran las obligaciones del Estado y que, con voluntad política y coordinación estratégica entre ministerios, ayudarían a reducir enormemente los costos de producción y, sobre todo, a proteger a nuestros trabajadores y a no empeorar el costo de vida de las familias costarricenses”, indicó Juan Ignacio Pérez. 

Cacia propone eliminar  barreras de acceso a materias primas industriales, que incluso, aseguran, serán generadoras de empleo como la apertura al monopolio del alcohol donde se pueda negociar de forma directa con productores sin la intervención de Fanal. En este mismo tema, solicitan la liberación de permisos de importación del alcohol entre otras sugerencias. 

“Reconocemos que hay muchos otros desafíos en temas como educación, energía, infraestructura. No obstante, la atención de las propuestas mencionadas contribuirá a cumplir las metas del actual Gobierno y nos permitirá sostener a toda costa los puestos de trabajo formales, reducir los costos de producción y que la población nunca observe un mercado con anaqueles desabastecidos”, concluyó Juan Ignacio Pérez, presidente de CACIA.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA