Compañías autobuseras y diferentes cámaras de transporte solicitan a los diputados agilizar el proyecto de ley 22 530, el cual busca ampliar el plazo para que las unidades sean cambiadas cada 20 años y no cada 15, como está estipulado actualmente.

Y es que, en el 2022, al menos 30 empresas tendrán que cambiar en total 231 unidades, y el próximo año tendrán que renovarse 350 unidades.

Los empresarios argumentan que han enfrentado una difícil situación económica debido a la pandemia y no tienen los recursos para hacer el cambio de flotilla.

Las rutas más afectadas con esta situación son las rurales, las cuales cuentan con menos recursos económicos para hacer frente a la sustitución de los autobuses. Las cámaras de transporte temen que al no tener otra alternativa las rutas queden en abandono. Tal y como ha sucedido debido a la crisis que viven varias compañías del país.

Según manifiestan muchos de los dueños de los autobuses, la flotilla se encuentra en perfectas condiciones y pueden continuar operando por algunos años más con el respectivo control mecánico.

Dicho proyecto de ley se encuentra en la comisión de asuntos económicos, según manifestó Vanessa Castro, diputada del Partido Unidad Social Cristiana, y presidenta de dicha comisión. El proyecto no ha sido estudiado por la actual legislatura debido a que no ha sido convocado por el poder ejecutivo.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA