Un proyecto país denominado Transición hacia una Economía Verde Urbana (TEVU) busca restaurar 2000 hectáreas de tierras afectadas en las zonas urbanas y transformarlas en zonas verdes.

El proyecto pretende beneficiar a más de 2 millones de personas de la Gran Áreas Metropolitana (GAM) e incluye mejoramiento de la movilidad y de la salud pública.

El financiamiento para llevar a cabo el proyecto provendría del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) e instituciones nacionales a través de la donación de $100 millones para mitigar los efectos de la degradación urbana, ambiental y el cambio climático.

Además, se trabajaría de la mano de unas 20 municipalidades como la de Paraíso, Oreamuno, Cartago, La Unión, Curridabat, Montes de Oca, Goicoechea, San José, Tibás, Belén, Flores, Santo Domingo, San Pablo de Heredia, Alajuela, Santa Bárbara, Barva, San Rafael, Desamparados y Alajuelita.

Este lunes 11 de julio se realizó un acercamiento entre autoridades municipales, de la Organización de Estudios Tropicales, representantes del Programa de las Naciones Unidas, del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) para conversar sobre este proyecto.

A la actividad asistieron más de 50 personas de gobiernos locales. Foto cortesía.

“ El GEF siempre ve con gran satisfacción como Costa Rica aprovecha sus fondos. Desde los años 90 donde decidimos como país invertir en infraestructura en Parque Nacionales, que hoy generan ingresos, empleo y desarrollo humano en armonía con la biodiversidad y en los años 2000 con inversiones en el pago de servicios ambientales que contribuyeron a revertir la deforestación”, manifestó el exministro de Ambiente costarricense y actualmente director ejecutivo del GEF, Carlos Manuel Rodríguez Echeverría.

Rodríguez destacó que las áreas protegidas urbanas pertenece a una propuesta revolucionaria que el mismo GEF pretende implementar en otros 153 países.

“Iniciativas como ésta demuestran por qué Costa Rica sostiene su liderazgo global en materia ambiental. Nos enorgullece apoyar al país en la promoción de espacios urbanos resilientes e inclusivos y socialmente justos, en los que mujeres y hombres puedan disfrutar vidas saludables gracias a la existencia de entornos más competitivos, verdes, accesibles y seguros”, destacó José Vicente Troya Rodríguez, representante del PNUD en Costa Rica. 

Jorge Ocampo Sánchez, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) indicó que las municipalidades son el motor de la recuperación económica verde y ante la coyuntura actual, están ampliamente comprometidas con mitigar y adaptar sus territorios contra los efectos del cambio climático mediante la aplicación de política pública local y una planificación urbana integrada y sostenible.

“Proyectos como TEVU son un incentivo tanto para la creación como el desarrollo y gestión de acciones efectivas que desde los gobiernos locales incidan en la protección y conservación ambiental, pero, sobre todo, en un rediseño de ciudades orientado a atender de manera prioritaria las necesidades de las personas”, añadió el jerarca.

Las autoridades además destacaron que Costa Rica es ejemplo mundial en recuperación de áreas boscosas y en la ampliación de áreas de conservación.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA