La Contraloría General de la República (CGR) rechazó una objeción que interpuso la firma española Riteve en contra del concurso, que abrió el MOPT el pasado 30 de junio y que busca contratar a una empresa para que haga la revisión técnica vehicular.

Así lo dio a conocer el ente contralor por medio de un comunicado de prensa, enviado la tarde de este martes. El reclamo se interpuso el 5 de julio pasado y fue resuelto la tarde de este lunes, por medio de dos vías.

Primero se rechazó de plano el recurso de objeción; es decir, ni siquiera fue entrado a conocer por las autoridades competentes, según se lee en la resolución R-DCA-00591-2022.

Pero, ¿por qué tomó esa decisión el ente contralor? Explicó que se dio porque este tipo de objeción solo son admisibles si se trata de una licitación pública y no si se trata, como en este caso, de un permiso de uso precario. Así, Riteve vio frenadas las gestiones de nulidad que también había planteado contra el concurso.

En segundo lugar, como la compañía señaló presuntas anomalías, la Contraloría les recordó que esas quejas deben ser gestionadas ante “los canales institucionales dispuestos para ello y debe presentarse la gestión pertinente ante el Área de Investigación para la Denuncia Ciudadana de la División de Fiscalización Operativa y Evaluativa (DFOE) de la CGR”.

El ente contralor indicó que, por tratarse de una “potencial denuncia” que podría plantear la empresa, “no nos referiremos adicionalmente al tema”.

Toda esta polémica nace debido a que el Gobierno anunció en junio pasado que, debido a que el 15 de julio hay un cierre contractual con Riteve, se procederá a adjudicar una nueva empresa.

Esa compañía que gane el concurso operara bajo la figura de permisionario en uso en precario por un periodo de dos años.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA