Como una medida ante los elevados precios de los combustibles, la inflación y la situación de las finanzas públicas, el Gobierno giró una directriz a las instituciones del Estado para que apliquen la modalidad de teletrabajo.

La medida que fue publicada hoy en el diario oficial la Gaceta, debe garantizar la continuidad de los servicios y la eficiencia en el trato a los usuarios. El Ejecutivo contó con el apoyo del Ministerio de Trabajo para la emisión de los elementos que regirán a las instituciones del sector público para la implementación del trabajo remoto dentro de la jornada ordinaria.

El Gobierno hace un llamado para que las instituciones descentralizadas y otros regímenes del Estado apliquen también esta modalidad siguiendo los criterios como una guía de recomendaciones para reducir el impacto de agentes externos en la economía del país.

Según la Comisión Institucional de Teletrabajo (CITT), la implementación del trabajo remoto traería una reducción de más de 26 mil vehículos por día en las calles de la gran Área Metropolitana y una reducción del consumo de combustible de más de 52 millones de litros anuales, lo que con el precio actual de las gasolinas se traduce en un ahorro al país de 52 mil millones de colones aproximadamente.

Para los trabajadores que se puedan acoger a esta modalidad laboral, estudios demuestran una ahorro no solo en la parte económica, sino también en tiempos improductivos, como lo son el traslado a los centros de trabajo, que puede consumir hasta 270 horas anuales. El respeto a las horas de trabajo desde la casa está protegida por la reciente reforma a la Ley 9738 y garantiza el derecho a la desconexión digital de las y los funcionarios.

En días pasados, el Ejecutivo había hecho también un llamado a la empresa privada para optar por el teletrabajo como una modalidad a considerar.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA