El presupuesto del 2022 proyectado para atender a cerca de 13.500 menores de edad se agotó. Ahora 140 organizaciones sin fines de lucro y vinculadas al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) podrían ver en riesgo su operación ante la falta de recursos.

Estas instituciones atienden a menores en condición de vulnerabilidad en coordinación con el Patronato y el 50% de su presupuesto depende de los dineros girados por el PANI como parte del aporte del Estado para velar por el bienestar de esta población.

El problema está en que el presupuesto para este año estaba contemplado hasta el mes de junio y a la fecha no tiene con un plan “b” para solventar el faltante.

Donald Murillo,  representante legal de la asociación Roble Alto y uno de los voceros de la Unión de Instituciones Privadas de Atención a la Niñez (Uniprin), aseguró a Trece Costa Rica Noticias que las ONG seguirán funcionando hasta que los proveedores les den fiado y hasta donde soporten los empleados de los programas trabajar sin recibir un pago a tiempo. 

“Por constitución política es el Estado por medio del PANI el llamado a atender a esta población, lo que hacemos las ONG es colaborar. Pero quieren cambiar los papeles y darnos a nosotros esa responsabilidad”, externó Murillo. 

Sobre el presupuesto Murillo explicó que el Patronato prometió a las ONG cubrir al menos el mes de Julio con recursos de otras partidas presupuestarias, sin embargo, la intención no ha sido comunicada a las organizaciones que tienen firmados convenios con el PANI. 

Tras consultas de este telediario el Patronato dijo que “el gobierno está comprometido en darle los recursos a la niñez y la adolescencia costarricense. El Ministerio de Hacienda va a realizar las gestiones requeridas para alcanzar el objetivo”. 

Los 16.500 millones necesarios para funcionar durante el segundo semestre del año requiere de un presupuesto extraordinario debe ser aprobado por la Asamblea Legislativa, no obstante, a la fecha no se ha presentado un proyecto al respecto. 

“Es imposible para las ONG conseguir de la noche a la mañana el 50% de los recursos que el Estado ha provisto. Si no se tienen ese dinero habría que cerrar irremediablemente y llevarles los menores a las oficinas del PANI y de Hacienda para que sean ellos los que los atiendan”, lamentó Murillo. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA