Desde que inició la pandemia al menos unas 50 empresas autobuseras han tenido que abandonar rutas de autobús en zonas rurales. Las razones son varias y no solo es culpa de la situación financiera sino de otros factores como la disminución en la movilización de pasajeros, el aumento en los precios del combustible y la operación de taxis piratas. 

Esta problemática ha ocurrido en comunidades de Palmares, Puriscal, Guácimo, Orotina, Nicoya, Limón, Orotina, Monteverde, Parrita, Zarcero, Acosta, Cartago, Ciudad Neilly y otras.

De acuerdo con datos de la Autoridad Reguladora de los Servicios Púbicos (Aresep) desde inicios de la pandemia hubo una disminución drástica en la cantidad de usuarios del transporte público.

Por ejemplo, la cantidad de pasajeros entre los meses de abril y julio del 2020 disminuyó hasta un 60% en comparación con el 2019. 

Es decir que mientras que en abril del 2019 se movilizaron 27 millones de pasajeros en autobus, para el mismo mes del 2020 solo se registraron 10  millones de usuarios y en el 2021 se movilizaron 16 millones, según un informe de la Aresep.

Aunado a esta situación, otro factor que ha repercutido a los empresarios es el aumento de los precios del combustible, destaca la directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transporte (Canatrans) Silvia Bolaños.

“Se hacen 2 fijaciones anuales que son de carácter extraordinario, una en enero y otra en el mes de junio donde se reconocen eventualmente los aumentos del combustible. En este caso particular como este año que en solo 3 meses hemos tenido 5 aumentos muy significativos. Esto ha representado para nosotros alrededor de 500 colones que hemos tenido que subsidiar durante este tiempo, por litro de combustible que está ahogando las finanzas de empresarios”, indicó Bolaños.

Durante los primeros 6 meses de este 2022, el precio del combustible ha subido en 7 ocasiones, pasando de ₡760 el litro de gasolina súper y ₡668 el del diésel a ₡1060 y ₡910 respectivamente. 

La desactualización en el tema de fijación de tarifas en zonas rurales también ha sido parte de los factores que han llevado a autobuseros a desistir de sus rutas, señala el intendente de Transportes de la Aresep, Edward Araya. 

“Desde la Aresep hemos ido recibiendo durante los últimos 2 años una preocupación del sector en general sobre la situación que ha golpeado mucho que es el Covid por una baja en los ingresos por una disminución en el volumen de pasajeros transportados”, explicó Araya.

El intendente indicó que la situación se ha presentado debido a distintos factores como la situación económica, desactualización de los mismos servicios de buses, carreras, horarios y el hecho de que en las zonas rurales haya un rezago tarifario.

Victor Aguilar Umaña, dueño de esta empresa que acumula 30 años de existencia, tiene a cargo varias de las rutas de Puriscal. Hace unos meses atrás renunció a las rutas 171, Puriscal, Santa Marta, Salitres, San Ramón y la ruta 198 Puriscal- Zapatón debido a que no le estaban dejando ganancias. 

“Cuando empezó la pandemia estas dos rutas, por compartir el mismo corredor, se fusionaron en los horarios y en los tiempos de transporte, se usaban 2 autobuses. Se procedió a usar un nuevo autobús para el mejor aprovechamiento, pero por la topografía y los costos de operación que son sumamente  altos. No hubo forma de que las rutas se mantuvieran”, contó el empresario.

Empresa Transportes Aguilar Cruz, en Puriscal, tuvo que desistir de dos rutas debido a la situación económica. Foto: Rita Valverde.

Añadió que otros factores como la operación de taxis piratas o el mal estado del camino hacen que se agudice la problemática. 

¿Qué dice la Aresep al respecto sobre las fijaciones de las tarifas?

“Es importante conocer la dinámica económica, la metodología y el sector. En este caso estamos haciendo hoy una fijación extraordinaria por caso fortuito, eso quiere decir que se hizo un análisis técnico y se determinó que a causa de la guerra que es un caso fortuito tuvo impacto en el comportamiento de los combustibles y hubo un alza”, precisó Edward Araya.

El Intendente de Transporte de la Aresep explicó que debido a que el impacto fue mayor al 5% de las tarifas, aunque el ajuste toma los precios del 1 enero al 1 junio en donde hubo precios de ₡608 hasta los ₡908, por lo tanto para actualizar las tarifas se hace un promedio de esos precios y se le reconocen al operador.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA