Decenas de perros deambulaban por las calles de Cañas en Guanacaste este viernes luego de que sus dueños fueran trasladados a albergues de emergencias ante la amenaza de desastre generada por la tormenta Bonnie. 

Un equipo de Trece Costa Rica Noticias fue testigo de como decenas de perros caminaban detrás de sus dueños por la calle mientras sus propietarios eran llevados a lugares seguros donde las mascotas no son permitidas.

Horas antes una ambulancia de la Cruz Roja alertó que los animales debían de ser llevados con familiares de los propietarios. Quienes optaron por el albergue solo podrían llevar consigo objetos personales. 

Pese a esta situación ni el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ni el Colegio de Veterinarios tiene alerta por afectación o muerte de animales consecuencia de las fuertes lluvias. 

Javier Zamora, presidente del Colegio, recomendó colocar a las mascotas un collar con identificación y llevar los animales domésticos consigo en la medida que se pueda, eso sí, asegurarse de transportarlos correctamente para evitar que escapen. 

Perros deambulan en las calles de Cañas luego de que sus dueños se vieran obligados a dejar sus viviendas ante un eventual desastre por el paso de la tormenta Bonnie. Foto Andrés Ortiz.

También aconsejó portar correa, llevar sus medicamentos y tener alimento por lo menos para cinco días. 

Para los animales de producción tanto Senasa como el Colegio aconsejaron inventariarlo, desparasitarlos y movilizarlos a zonas de menor riesgo.

Se espera que el ojo de la tormenta Bonnie toque suelo costarricense a eso de la  1 a.m. de este sábado y afecte principalmente la zona norte del país donde hay gran cantidad de productores ganaderos. 

Senasa recomendó identificar las fuentes de reserva de pasto y tratar de aprovechar los pastos en las partes bajas de las fincas antes de que se puedan inundar. 

LEA: Saturación de los suelos mantendrá deslizamientos e inundaciones incluso tras el paso de Bonnie

Identificó como clave abrir todos los portillos de las fincas para que los animales eventualmente puedan movilizarse solos a las partes altas, así como tener reserva de alimentación de emergencia y fabricar algunos albergues de emergencia para este tipo de animales. 

Luis Molina, coordinador del Programa Nacional de Animales en Desastre del Senasa, explicó a este medio que sí tienen reportado el arribo de personas con sus animales a algunos albergues temporales como ocurrió en Barra del Colorado, Sixaola y Sarapiquí.

En esos casos han logrado habilitar espacios separados y exclusivos para esos animales y son los propietarios quienes deben de velar por su cuidado.

Molina descartó que existan albergues abiertos exclusivos para mascotas y que esta posibilidad la podrían valorar en las próximas horas cuando se espera el mayor impacto de la tormenta.

Senasa logró conseguir una donación de seis toneladas de concentrado para perro que será distribuido en los puntos donde que hayan reportado el arribo de mascotas.

“Si alguien dejó a una mascota en la casa con condiciones aptas para que sobreviva, por favor colgar en la puerta un aviso para facilitar el trabajo de los rescatistas en una eventual emergencia”, pidió Molina.

Molida explicó que por un tema de salud no es conveniente que las personas lleguen con sus mascotas; sin embargo ante la realidad de que esto sucede se han visto obligados a realiza excepciones para tratar de solventar esta necesidad.

Sí confiesa que tener a las mascotas en los albergues ayuda emocionalmente a las poblaciones afectadas en especial a los menores y a los adultos mayores.

Colaboró el periodista Andrés Ortiz.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA