Se prevé que la onda tropical impacte al país por un período de 12 horas.

Se podrían presentar cierres de carreteras en las próximas horas si esto ocasiona un peligro para la población.

“Un gramo de prevención vale un kilo de cura”, esto dijo el Presidente de la República esta mañana al informar que se realizarán evacuaciones de manera preventiva de familias que se encuentren en situación de riesgo de cara a la onda tropical #13.

Actualmente, la onda tropical se encuentra llegando a las costas de Venezuela a una velocidad de 30 kilómetros por hora y se espera que avance hacia la zona fronteriza con Nicaragua.

Desde el medio día de mañana viernes y hasta el medio día del sábado es cuando se prevé que se presenten las mayores afectaciones de esta onda tropical que, aseguran los expertos, se trasladará de forma rápida por el territorio nacional.

La Comisión Nacional de Emergencias informó que en total son 930 personas las que tienen previstas evacuar en las zonas aledañas al Río San Juan ya que se espera que el mismo sufra desbordamientos y eso cause inundaciones en los alrededores ya que la saturación de suelos actualmente en el país es demasiada.

Unas de las comunidades donde mayor afectación se espera son las siguientes: Remolino, Tambor, Caño las Marías y al rededores.

La CNE a su vez comentó que activó de forma presencial la vigilancia en el Centro de Operaciones de Emergencia para atender cualquier eventualidad.

Se informó, por parte del Instituto Meteorológico Nacional que esta onda tropical tendrá una trayectoria similar a la del Huracán Otto, con una caída de lluvia entre 200 y 250 mm y vientos de aproximadamente 70 kilómetros por hora pero podrían llegar a los 80 KmxH.

Ante la posibilidad de que familias se nieguen a dejar sus viviendas, las autoridades de emergencia claman por colaboración y no verse en la necesidad de llamar otras autoridades como el PANI o la Fuerza Pública pues adelantan que por ley, ningún niño podrá permanecer en zona de riesgo.

La CNE también pidió a la población a que, ya que se cuenta con suficiente tiempo, las personas en zonas de riesgo puedan equiparse con ropa, abrigos, cobija y medicinas.

De momento, el país se mantiene en alerta naranja a excepción del Caribe Sur que se mantiene en alerta amarilla sin embargo, no se descarta que se eleve la Zona Norte a alerta Naranja; el IMN también informó que existe la posibilidad de que la onda tropical pase a ser un huracán de categoría 1 en las próximas horas.

El Pacífico también se vería perjudicado.

A pesar de que las principales afectaciones serán en la Zona Norte, las autoridades informan que se esperan lluvias en el Pacífico, principalmente en lugares como Quepos, Parrita y al rededores por lo que se pide a la población estar alerta.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA