Tras ser aprobado el día de ayer en primer debate el proyecto de ley que pretende disminuir el precio de los combustibles por medio del freno al impuesto único, los diputados consideran que es una medida oportuna pero es necesario ir más allá.

Daniela Rojas, diputada del partido Social Cristiano aclara que esto no genera una rebaja sino que detiene el incremento que se da producto del ajuste de este impuesto y adelanta que su partido sí insistirá en traer al plenario legislativo un proyecto de ley que promete una rebaja de ¢50 en el diesel y ¢25 en la gasolina súper y regular.

Por su parte, Jonathan Acuña del Frente Amplio asegura que esta aprobación es una muestra de que se va en la dirección correcta y que aunque pequeña, es una decisión importante.

El diputado Liberal Progresista, Eli Feinzaig ayer en el plenario dejó entre ver que este impuesto ni siquiera debería de existir.

Con este ajuste, desde el próximo 1 de julio y hasta diciembre, se congelará el impuesto único al combustible que es el rubro en segundo lugar de importancia en el precio final.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA