Todos los sectores del país se unieron con el fin de poder aprobar el proyecto de ley que permitirá por los próximos 6 meses frenar el incremento por el impuesto único de los combustibles.

ARESEP comunicó que la legislación permite realizar este ajuste y que este rubro es el de segunda importancia en el precio de los combustibles sin embargo alertó que no se podrá privar de realizar ajustes extraordinarios por los cambios en el precio internacional del combustible el cual es el primer rubro en importancia.

Por su parte, RECOPE aseguró que no tienen ninguna objeción con que esto se lleve a cabo ya que es de naturaleza fiscal pero sí realizó la observación de que en su regreso, el impuesto no se base en un acumulado de estos 6 meses sino que se tome como referencia el último mes.

El Ministerio de Hacienda, por medio de su ministro Nogui Acosta quien apoyó el proyecto, comentó que el impacto en la programación presupuestaria es mínima ya que las proyecciones se habían realizado con una inflación menor a la que se presenta el día de hoy. Actualmente la inflación interanual es de 8.7% y esto significa que se dejaría de percibir ¢13.5 mil millones, el impacto de la recaudación que se deje de percibir dependerá de la inflación que se presente en los próximos meses, a mayor inflación menos ingresos pero mayor beneficio al usuario.

Ahora, se está a la espera de que los diputados lo discutan esta tarde en el plenario y sea aprobado; según se conoce, ya hay acuerdo entre facciones y sería aprobado esta misma tarde. De hecho, con el fin de votar este proyecto, se aprobó la moción para adelantarlo en la agenda legislativa de este martes.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA