El Gobierno de la República se reunió este miércoles con los jefes de fracción de las distintas bancadas políticas representadas en el Congreso, así como el presidente ejecutivo de Recope, Juan Manuel Quesada, el ministro de Ambiente y Energía, Franz Tattenbach, y el ministro de Hacienda, Nogui Acosta, para valorar las posibles acciones para enfrentar el alto precio de los combustibles.

En el encuentro se acordó la presentación de un proyecto de ley que congelaría el aumento del impuesto único de los combustibles, carga que se ajusta trimestralmente y está relacionada con la inflación, por al menos los próximos seis meses. Esta medida tendría un impacto de alrededor de 15 colones para los usuarios.

La propuesta sería presentada este mismo jueves mediante la vía rápida para que sea aprobado lo más pronto posible y entre a regir desde este 1 de julio, momento en el que corresponde el reajuste del impuesto a los combustibles.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA