Rodrigo Chaves, presidente de la República, negó intereses personales en las decisiones tomadas esta semana para detener el colapso que se está generando en Puerto Caldera.

Recientemente trascendió que la concesionaria en este puerto el Pacífico está en manos de un familiar de uno de los inversionistas de la campaña del partido Progreso Social Democrático en las elecciones presidenciales pasadas.

Ante esto el mandatario dijo no haber tenido ninguna preocupación a la hora de tomar las decisiones pero que había intuído que algo así se publicaría en algunos medios nacionales, sin embargo, Chaves asegura que él en lo unico que está pensando es en sostener la situación y tomar acciones inmediatas ante una emergencia.

“A mi llegaron 10 cámaras de productores, de importadores, de greneleros, de comerciantes, de industriales diciendo Presidente el puerto está colapsado (…) entonces reunido con las cámaras, ellos pidieron la reunión, yo no los mandé a llamar, les digo cuál es la solución, y las cámarasa me dicen mire tenemos 6 años de estar hablando” detalló el presidente Rodrigo Chaves.

Por lo que el presidente añadió que “la ruta es lo correcto”, por lo que se partió el proceso en do, primero evitar que la crisis sea una tragedia negociando con la actual concesionaria una prórroga al contrato por 5 años más, esto principalmente porque el proceso de licitación es extenso y puede, el tiempo perjudicar aún más la situación.

Segundo empezar con los estudios técnicos y protocolos para diseñar y publicar el cartel de licitación formal por 25 años.

Según dijo el presidente los costos que está dejando la crisis son grandes, en donde incluso los productos están costando más del 30% de lo que deberían costar, ante estas cifras Chaves dice que sólo tomó la decisión correcta y que lo otro fue solo una “casualidad”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA