La crisis que existe en Puerto Caldera generó la urgencia del sector privado de buscar una solución junto con la presidencia de la República, por lo que solicitaron una reunión para buscar alternativas para lo que ha sido un colapso en el transporte, carga y descarga de productos.

Colapso que según dijo la directora de la Cámara de Comercio, Mónica Seginini ha provocado que los buques deban esperar semanas y hasta meses según los productos para ser descargados, y en algunos casos cuando han utilizado puertos alternos en el Pacífico los costos se elevan.

Ante esta situación luego de la cita pactada esta tarde en Casa Presidencial, miembros de las camaras empresariales del país y el gobierno decidieron como una medida paliativa a la crisis, que el presidente ejecutivo de INCOP negocie con el actual concesionario una extensión por 5 años el contrato actual.

“Esa crisis profunda tiene un impacto sobre el precio de las cosas que las personas consumen en este país, sobre la productividad en el sector privado y por tanto de los empleos y del costo de la vida” detalló el presidente Rodrigo Chaves.

La extensión del contrato con el actual concesionario buscará atraer inversiones sustantivas importantes de medidas paliativas, no de soluciones inmediatas, pero que no colapse el comercio internacional por el Pacífico, agregó el mandatario.

Además, el INCOP en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) iniciarán un cartel de licitacion para una concesión nueva que lleve a una solución permanente.

Gobierno y cámaras empresariales iniciarán mesas de negociación para buscar nuevas soluciones a la saturación del puerto de Caldera

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA