Tanto el sector público como el privado deberá estar atento a erupciones atípicas que presenten los pacientes en la piel y que además, progresen en etapas secuenciales. Cualquier centro médico del país, aunque sea privado, se verá en la obligación de alertar a las autoridades de salud pública.

En el proceso de investigación de un caso sospechoso, se le realizará al paciente el descarte de otras enfermedades que pueden presentar síntomas similares.

Al sospechoso se le dará una orden sanitaria y en caso de ser positivo, la misma durará el período de infección, aproximadamente 21 días o bien, cuando hayan desaparecido las lesiones de la piel. Una vez finalizado el aislamiento se recomienda evitar contacto con embarazadas o personas inmunodeprimidas.

Posteriormente, se realizará un seguimiento a los contactos por un período de 21 días cada 24 horas.

Al ser una enfermedad en evolución, el Ministerio de Salud informó que se irán tomando las medidas que considere pertinentes.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA