Por Andrea González Mesén

Reportajes “5G: LA REVOLUCIÓN DIGITAL REZAGADA”. Segunda entrega.

Pese a que este 2022 el país estrenó el Plan Nacional de Telecomunicaciones, indispensable para proyectar el desarrollo digital de Costa Rica en los próximos cinco años, los empresarios de la industria tecnológica desconocen a ciencia cierta si Costa Rica tiene claro cuál es el camino a seguir en el desarrollo digital y este incluye una “hoja de ruta con metas claras” para la implementación de la tecnología 5G.

El documento fue creado por Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Miccit), ministerio responsable de dirigir la política tecnológica del país.

El plan incluso es esencial para que el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) pueda marcar objetivos para reducir la brecha digital.

Esta falta de estrategias y seguridad jurídica es lo que está poniendo en riesgo el éxito de la implementación de la red 5G en Costa Rica y ensanchando la brecha digital, principalmente en zonas lejanas al Gran Área Metropolitana (GAM).


Según la Encuesta Nacional de Hogares del 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Inec) la zona Huetar Norte es la que registra la mayor desconexión con un 12% de su población; seguido de la Chorotega con un 8% y la Huetar Caribe y Bruca con un 7% de desconexión.

“Si no hemos sido capaces con tecnologías 3G y 4G de llegar a todos los rincones del país, mucho menos cuando se lance 5G, por eso hay que hacerlo muy bien planificado y ordenado para no dejar desconectados a más poblaciones vulnerables que hoy ya lo están y que si no se toman las decisiones correctas estaríamos condenándolos a que nunca estén conectados”, advirtió Mario Montero, presidente de Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom).

¿QUÉ ES LA RED 5G?

La implementación de 5G promete introducirnos en una revolución tecnológica sin precedentes.

Si vemos un poco hacia atrás la 1G introdujo celulares que solo permitían llamadas, la 2G adiciona los mensajes de texto, la 3G y 4G dieron la bienvenida a los smartphone, la conexión a internet y anchos de banda más robustos. 

En tanto la 5G permitirá la convergencia con el Internet de las Cosas (lol), big data e inteligencia artificial que harán posibles la conexión a objetos físicos a través de aplicaciones en internet, como ya ocurre con carros autónomos que se “manejan solos” o incluso permitiría la realización de cirugías médicas con ayuda de la robótica en tiempo real desde cualquier parte del mundo, se estima que los avances beneficien como la agricultura, las exportaciones, entre otros sectores.

Tercera Entrega.

De ahí que se diga que la red 5G tiene en este momento un enfoque industrial. El beneficio para el usuario final se verá con el desarrollo tecnológico que se despliegue paralelamente en diversos sectores.

“En este momento Costa Rica tiene un cluster bastante importante de empresas de software que producen servicios y distintos productos que se colocan en los mercados internacionales y que se están viendo limitadas a oportunidades de desarrollo. Son fuentes de empleo que se pueden crear y divisas que pueden ingresar a la país, algunas de esas empresas están valorando trasladarse a otros países que les ofrezcan las condiciones para desarrollar productos y servicios”, mencionó Edwin Estrada exviceministro de Telecomunicaciones y representante de la Cámara Costarricense de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).

Una vez que la red esté implementada la velocidad de navegación será 100 veces más de la que experimentamos actualmente, lo que permitiría por ejemplo descargar una película en cuestión de segundos o manejar un carro a distancia. 

El Banco Interamericano del Desarrollo y del Banco Mundial coinciden en que solo la instalación de la antenas y bases para el funcionamiento de 5G y el acceso a comunicaciones de alta velocidad aumentarán los indicadores de desarrollo social, principalmente en las zonas rurales. 

Se prevé que mayor conectividad y estabilidad permitiría mayor teletrabajo, atención médica virtual en zonas alejadas del Gran Área Metropolitana (GAM), impulsaría la estrategia de nómadas digitales para la inyección de divisas y ayudaría a extender el alcance educativo digital, áreas incluidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Segunda Entrega.

La demora de 1 a 4 años en la disposición oportuna de las frecuencias al mercado puede traducirse en pérdidas millonarias para la economía costarricense. Solo en el 2021 el país dejó de percibir un total de $321 millones, según la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), y de no realizarse las acciones pertinentes, en el 2024 se estarían dejando de percibir $1.134 millones por no contar con esas frecuencias para el desarrollo de la tecnología 5G.

La inversión de empresas desarrolladoras de Tics necesita de este recurso para no perder competitividad y oportunidades de desarrollo en múltiples sectores.

El desarrollo de la red 5G en Costa Rica depende de la agilidad con la que el ICE regrese al Estado las frecuencias necesarias para que funcione esta nueva tecnología. Sutel estima que proceso para concesionar podría tardar hasta 18 meses. Imagen: Pixabay.com

MÁS QUE ENCENDER EL SWITCH

Una de las primicias de la tecnología 5G es que el tiempo de envío de datos a través de la red es prácticamente cero, es decir que no existen retrasos y lo que se realice será en tiempo real. Para lograr esa perfección y ese casi nulo error en los envíos se requieren de los rangos de frecuencia bajos, medios y altos -los que están actualmente en manos del ICE-; de la instalación de radio bases muy cerca del usuario, por lo que es común que se instalen en azoteas, vallas publicitarias y postes; de nuevas torres de telecomunicaciones y de ampliar la red de fibra óptica del país.  

“Alguna gente se ha confundido y cree que 5G es prender un switch. El 5G es una tecnología totalmente nueva, la primera tecnología totalmente convergente entre redes físicas y móviles y es muy importante el uso de fibra óptica”, comentó Mario Montero, presidente de Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom).

“El 5G es un cambio de paradigma. Se requieren en este caso de un grupo de frecuencias adecuado para el despliegue y se deben combinar con infraestructura pasiva como fibra óptica”, añadió Edwin Estrada, representante de Camtic.

Esa inversión en infraestructura la deben cubrir los operadores, pero es responsabilidad del Estado brindar las condiciones necesarias para el desarrollo.

Primera Entrega.

De ahí el llamado del sector tecnológico para que el Gobierno acelere trámites vinculados a telecomunicaciones en municipalidades, Aviación Civil, Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt) y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), con el fin de dar seguridad jurídica a posibles inversionistas, condición que actualmente no existe. 

“¿Qué pasa si no se despliegan las redes 5G? Costa Rica va a perder competitividad, todas las empresas que esta establecidas podrían tomar la decisión de migrar a otros países que les ofrezca más y mejores condiciones”, comentó Estrada.

DESARROLLO PARALELO

Paralelo al desarrollo de la red 5G es indispensable la expansión de la tecnologías 3G y 4G en zonas no rentables para el sector comercial, tarea que debería ir desarrollando el Estado a través de Fonatel; sin embargo, esa cobertura depende del inexistente Plan Nacional de Telecomunicaciones y de la identificación de los beneficiarios de los proyectos a través de la fallida relación con Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas).

En el último quinquenio los programas de Fonatel beneficiaron a poco más de 1 millón de personas. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA