Las acciones de Netflix han caído estrepitosamente en los últimos meses, disminuyendo su valor como marca. Esta situación se ha convertido en una constante este 2022. La empresa menciona que los motivos principales son la invasión rusa a Ucrania y el fin de la pandemia.

Para Netflix, retirarse de Rusia les asestó un gran golpe. Además, la inflación y la conclusión de la pandemia hicieron que los clientes cierren sus cuentas. Cerca de 1.500.000 de suscripciones fueron canceladas por el factor económico según los estudios de Netflix.

En contraparte, para el analista de mercados financieros, Gregorio Gandini, “las razones principales de la pérdida masiva de usuarios es porque se está reduciendo el ritmo del streaming y por una saturación del mercado ante la entrada de cada vez más jugadores”.

Por si fuera poco, el panorama luce peor para Netflix. De acuerdo con Sebastián Toro, cofundador de Arena Alfa, “la gente pagaba precios muy altos por esa empresa por el crecimiento. Por primera vez perdió suscriptores y se proyecta que los siga perdiendo”.

De esta manera, el antiguo gigante del “streaming” está en búsqueda de soluciones. Se prevé que realicen grandes cambios que detengan el desplome; el primero de ellos, establecer una opción de suscripción a menor precio pero añadiendo anuncios publicitarios.

La situación actual lleva que Netflix ceda terreno ante sus competidores. Marcas como Prime Video, Disney Plus, Apple TV+ y principalmente, HBO Max, reportan un aumento importante de clientes nuevos. Como dicen, a río revuelto, ganancia de pescadores.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA