El comercio electrónico es una herramienta que se ha desarrollado principalmente en el período pandémico. Este recurso es clave para cualquier negocio porque permite la distribución, compra, venta y mercadeo de información o de productos por el internet.

Lamentablemente, existe un sector que ha visto este mercadeo virtual como una ventana para cometer actos ilícitos. Día a día salen a la luz más casos de fraude por perfiles falsos en redes sociales o de robo de datos sensibles que perpetran la privacidad de las personas.

Es una obligación tener un alto nivel de seguridad en los dispositivos electrónicos para menguar los casos de filtración de información, estafas y suplantación de identidad. Por ello, ESET, una compañía experta en seguridad digital, plantea los siguientes consejos:

– Comprar en comercios con reputación comprobable.

– Buscar a antiguos clientes de un comercio para preguntarles sus opiniones.

– Corroborar que los mensajes intercambiados sean con personas reales.

– Utilizar sitios web o redes sociales oficiales para completar las transacciones.

– Confirmar que la plataforma por donde se comunique tenga una seguridad cifrada.

– Utilizar contraseñas que sean fuertes, únicas y extensas.

Para Marielos Rosa, gerente de operaciones de ESET en Centroamérica, “es necesario que tanto los comercios como los usuarios comprendan los riesgos que existen y de esta forma sean más conscientes de su seguridad y la información que comparten en la red”.

Es cierto que la delincuencia virtual no se erradicará por completo con estas recomendaciones; sin embargo, si se siguen al pie de la letra, se reducirá en gran medida la probabilidad de sufrir algún agravio.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA