“La mayor obra de infraestructura que nos corresponderá construir es devolverle la confianza a la ciudadanía de que sí podemos construir infraestructura en tiempo, costo y calidad. Esto no ocurrirá de la noche a  la mañana o sin tomar acciones determinadas y ejecutar cambios y reformas de fondo”.

Estas fueron parte de las declaraciones que el presidente, Carlos Alvarado, dio en su primer discurso como presidente el pasado 8 de mayo del 2018.  Fue tan solo una pincelada del rumbo y el enfoque que el mandatario marcó para su Gobierno. 

Hoy, a tan solo unos días de que el Gobierno  entregue el poder al nuevo presidente, Rodrigo Chaves, analizaremos en una serie de reportajes algunos de los retos y de los logros que deja en el tema de infraestructura la Era PAC. 

El 14 de mayo de 2014, unas horas después de que el expresidente Luis Guillermo Solís recibió la banda presidencial, firmó una de las primeras directrices de todo su gobierno, en la cual declaraba de interés público 12 puentes y 9 alcantarillas que estaban en muy mal estado.  Sin embargo, al concluir el mandato de Solís, el Mopt solo logró intervenir unas cuantas de estas estructuras. 

Durante su primer discurso como presidente, Carlos Alvarado, se comprometió con el avance del proyecto del Tren Eléctrico, ruta 27, sectorización del transporte público.

Por su parte, el presidente Alvarado prometió invertir la suma de $3 mil millones en obra pública durante todo su Gobierno,  no obstante, la meta tampoco se concretó.

“Primero que todo debemos indicar que la construcción de obra pública es un elemento catalizador de la economía del país, si hay buena obra inversión en obra pública vamos a tener más empleo y la reactivación del país va a ir en aumento; sin embargo, con este Gobierno hemos tenido una caída en la inversión de obra públic”, detalló Braulio Venegas, asesor de infraestructura de Uccaep.

Respecto al desarrollo y ejecución de los proyectos de infraestructura, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme)  destacó que este Gobierno concretó proyectos de infraestructura que estaban pendientes desde años atrás.

“El Gobierno sacó una lista importante de proyectos a impulsar y sí logró varios de esos y esenciales para el país, estamos hablando de la Rotonda de las Garantías, la Rotonda de la Bandera y el acceso a la facultad de derecho de la UCR, Guadalupe, tramo Norte de la Circunvalación. Fueron proyectos que hemos visto que ha habido un compromiso. Adicionalmente, quedó debiendo con el proyecto de San Carlos, en la ruta San José- Cartago, en la Costanera, proyectos que están pendientes”, dijo Ana Luisa Elizondo, coordinadora general del Programa de Infraestructura del Transporte, Lanamme.

¿Cuáles fueron algunas de las obras de infraestructura más importantes que se llevaron a cabo durante este Gobierno y cuál es su estado?

  • Ruta 32: Obras iniciaron en noviembre del 2017 y debían de estar listas en el 2020. Durante este gobierno se alargó en varias ocasiones la nueva fecha de finalización.  Las expropiaciones y el  incumplimiento de la empresa constructora CHEC forman parte del atraso. 
  • Circunvalación. Este proyecto dio inicio desde 1955 en el Tramo Sur y el Tramo Norte, que se extiende desde la Uruca hasta Calle Blancos, inició en el 2017. La construcción de la quinta y última etapa inició el año anterior. 
  • Taras- La Lima. Las obras iniciaron en 2020 y pretendían concluir en 2022; sin embargo, la obra ha sido paralizada en varias ocasiones debido al caso cochinilla y por problemas con la reubicación de servicios públicos. En febrero de este año el proyecto apenas  contaba con un 8% de avance. 
  • Limonal Cañas: Proyecto tuvo que haber concluído en septiembre del 2020; pero tuvo problemas  con expropiaciones que obligaron a replantear el diseño geométrico y la reubicación de servicios públicos como la fibra óptica. El proyecto tiene un 85% de avance. 
  • Barranca Limonal: Los trabajos arrancaron en junio del 2020  y se proyectó un periodo de 2 años y medio para concluir, sin embargo, la obra ha tenido serios retrasos debido a que se encontraron debilidades con el uso de información inadecuada para los estudios hidrológicos. Se valoran cambios para limitar la cantidad de expropiaciones. 
  • San Carlos: Las obras de este proyecto están paralizadas desde el 2018, el actual Gobierno decidió detener las obras para rediseñar el rumbo de la construcción. Se espera que las obras se reanuden en febrero del 2023 y que concluyan en el 2025. 

Una de las áreas que el Gobierno dejó de lado fue la atención de los puentes, según indicó Lanamme, pues desde el inicio de la administración contaban con insumos sobre las estructuras más dañadas pero no hubo mayores progresos al respecto. 

“El Conavi solicitó a Lanamme una asesoría que fue entregada en el 2019 realizada por el programa de ingeniería estructural de Lanamme donde se  priorizaron los 500 puentes en peor condición de acuerdo a una previsión según el estado de deficientes. A partir de eso la administración cuenta con un insumo muy importante para definir la inversión de los puentes, pero no ha sido eficaz en conseguir  una vía contractual para conseguir la intervención de esos puentes”, precisó José David Rodríguez, ingeniero de la Unidad de Auditoría Técnica de Lanamme.

Un ejemplo de ello, es el Puente de La Amistad sobre el Río Tempisque, el cual presenta serios daños y riesgos pero durante esta administración no se logró llevar a cabo una contratación para intervenirlo, reto que quedará pendiente al nuevo Gobierno. 

“Este es un puente que ha recibido inspecciones por parte de la unidad e puentes de Lanamme y también hay información propia de la administración sobre la condición del puente especialmente de la gravedad de sus juntas de expansión, tenemos conocimiento de que las contrataciones no prosperaron, la forma en que la administración lo estaba planteando, entonces al finalizar el gobierno el puente sobre el tempisque se encuentra sin intervenir”, indicó José David Rodríguez, ingeniero de la Unidad de Auditoría Técnica de Lanamme.

Otro de los grandes proyectos a los que apostó el Gobierno de Carlos Alvarado fue el Tren Rápido de pasajeros para la GAM, cuyo monto de inversión era de $1.553 millones. El cual fue dirigido desde el despacho de la primera dama de la República, Claudia Dobles y el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).  

La meta fue adjudicar el proyecto antes del cambio de gobierno; sin embargo, no se cumplirá debido a que el Incofer suspendió la etapa de precalificación de oferentes desde noviembre del año anterior, debido a señalamientos que hizo la Contraloría General de la República sobre el procedimiento. 

Mañana en una nueva edición de este reportaje hablaremos sobre otros proyectos que trabajó el gobierno en el tema de infraestructura como el proyecto del tren rápido de pasajeros y las dificultades que afrontó la administración por los casos de corrupción que revelaron las autoridades del OIJ en el Conavi. 

Lea también:

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA