Por Rita Valverde

En enero de este año, ocurrió un hecho muy lamentable aquí, en Puerto Viejo de Limón. Una ola de indignación se desató por el caso de violación de dos turistas. A partir de entonces se generó un debate en torno a la seguridad y la atención que brindan las autoridades del país en casos por delitos sexuales. ¿Qué ha ocurrido desde entonces?

El caso de las dos turistas que viajaban en un carro tuk tuk y que fueron llevadas a un lugar de la playa donde las violaron, generó la movilización de autoridades a la zona a inicios de este 2022.  

El Instituto Nacional de las Mujeres, el Ministerio de Seguridad o el Instituto Costarricense de Turismo fueron algunas de las instituciones que se trasladaron hasta la provincia caribeña con el fin de tomar medidas sobre lo ocurrido. 

Sin embargo, tras conversar con algunas mujeres , vecinas y miembros del grupo colectivo Unidas Talamanca indicaron que después de lo ocurrido hubo  más presencia policial en la zona, pero personal que no necesariamente estaba capacitado para lidiar con temas de delitos sexuales.

“Al principio hubo muchísima presencia de policías, patrullas, jefaturas aquí en la zona. Luego ya empezó a bajar la presencia, sí vemos que hay poco de patrullas más que antes no estaban. Ahora hoy día lo que tenemos es otro tipo de denuncia, porque si bien ha habido más refuerzo de la policía de tránsito, hemos empezado a tener problemas muy serios con la policía, como es acoso sexual y pedida de mordidas en los retenes”, aseveró Yolanda Bertozzi, Unidas Talamanca.

En este sentido, una de las medidas que tomó el Gobierno luego de esta situación fue la construcción de una sede para la policía en Cahuita y en Puerto Viejo, ya que la sede de la policía turística en el caso de Puerto Viejo, la más cercana, se encontraba en Cocles, a unos 4 kilómetros. 

“A partir de julio del año pasado tomamos en propiedad un terreno que nos donó el Ministerio de Salud, es una infraestructura que estamos interviniendo y que nos va a permitir tener la policía turística y la policía regular de la Fuerza Pública para atender Puerto Viejo. Es en una ubicación que está a 1.5 kilómetros del centro de Puerto Viejo, en el sector de Playa Negra. En un mes la estaríamos terminando”, explicó el viceministro de seguridad, Randall Vega. 

Vega añadió que al mejorar la infraestructura esperan mejorar la atención policial para  todo el sector. 

“Hemos tenido acercamiento no solo con las autoridades municipales de Talamanca, sino con algunos colectivos de mujeres y una de las conclusiones que llegamos es de generar algunas capacidades que le permitan a la policía mejorar la operatividad en el sector. Dos de los principales recursos es uno orientado al tema de infraestructura porque mejorando esa capacidad se puede dotar de una mayor cantidad de recursos a la zona”. 

Yolanda Bertozzi de Unidas Talamanca indicó que más allá de la presencia policial, existe la crítica de que a los funcionarios les hace falta capacitación para saber cómo responder adecuadamente a temas relacionados con delitos sexuales.

“Las mujeres siempre han presentado la misma queja, que la policía no está capacitada para afrontar la violencia sexual contra las mujeres. Nosotras le preguntamos a los jefes que vinieron aquí a una reunión que tuvimos de alto nivel: ¿Cuántas horas ustedes los policías estudian y se capacitan en el tema de violencia sexual de las mujeres?, no supieron decirnos”, dijo Bertozzi.

En esto coincide Larissa Arroyo, abogada especialista en Derechos Humanos, pues señala que el caso de las turistas europeas que fueron violadas en enero anterior, es un ejemplo de la falta de preparación que existe entre los funcionarios. 

“Tenemos un ejemplo perfecto con esta turista donde la atiende un policía y ella está desnuda, no es solo la revictimización, no es solo tener que contar la historia varias veces, sino en qué condiciones la cuento, cómo la cuento, quién me escucha, a quién se la tengo que contar. Sabemos que el tener que contar la historia a un hombre puede tener una diferencia muy significativa que si fuera a una mujer. No digo que sea para todas las víctimas, pero justamente es eso. ¿Damos la opción?, ¿Quién atiende?, ¿Cuál es el tono con que nos atiende?, ¿Qué nos preguntan?, ¿Cómo nos preguntan?”, señaló. 

¿Cuál es la capacitación que reciben funcionarios de la Fuerza Pública? 

Warner Nájera, asesor legal de la dirección de apoyo de Fuerza Pública, señala que la capacitación de los funcionarios la reciben al inicio en el curso de preparación para ser policías. 

“Nosotros tenemos una formación inicial en la academia de policías se llama curso básico policial, es un curso técnico en el que a nuestros policías se les da las herramientas, los instrumentos mínimos para iniciar sus funciones en la institución. Es durante 9 meses. Técnicas de intervención policial, atención de víctimas, protección de víctima y testigos, legislación de función policial, técnicas de intervención, manejo de situaciones de riesgo y crisis”, precisó Nájera. 

Sobre la opción de  que la atención en casos de delitos sexuales sea por parte de oficiales mujeres, Nájera añadió que lo hacen en algunos casos  pero que no en todos  debido al faltante de oficiales femeninas, que es mucho menor que el masculino. 

“Tratamos siempre que la persona que converse con la víctima sea una mujer. Podríamos mejorar, contratando más mujeres policías, pero eso va a depender del interés del oferente y después de que pasen los procedimientos de reclutación y luego dentro de la institución que encuentren esa realización personal que va a asegurar que el recurso se mantenga a través del tiempo… No tenemos un 50-50. Todavía estamos muy lejos de la paridad de género”, indicó el funcionario. 

Aunque ha habido mejoras a través de los años, Costa Rica aún debe recorrer un camino largo  enfocado en la mejora de atención de víctimas de delitos sexuales. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA