Desde el 1 de marzo y hasta el próximo 30 de junio, los países centroamericanos no podrán comercializar langosta desde las Costas del Caribe.

Esto, a raíz de de una inicitaiva para asegurar una gestión de administración adecuada y aprovechamiento sostenible de este recurso como basa en la pesca responsable para recuperar, proteger el crustacio.

En el Caribe de nuestro país, la pesca de langosta genera más de 500 empleos directos y anualmente reporta más de 200 millones de colones a la economía nacional.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA