Lograr el triunfo o empatar por dos goles o más son las opciones de los morados en el juego de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de Concacaf ante el Pumas de México.

En este torneo el gol de visita es un factor de desempate, por eso en caso de igualdad a cero goles o a uno, el boleto a cuartos de final será de los aztecas. Un 2-2 llevaría el partido al alargue; un empate por tres o más goles, o un triunfo morado le daría a Saprissa el pase.

Pero lograr una victoria en suelo mexicano es una meta que se le ha escapado a la S a lo largo de su historia.

Saprissa ha jugado en México en 20 ocasiones por el torneo de Concacaf; en 3 de ellos consiguió empatar, en los otros 17 fue derrotado.

Pero, en el 2005, en la final del torneo ante Pumas, cayó derrotado, pero los goles anotados en Costa Rica le sirvió para alzar el título y clasificarse al Mundial de Clubes.

Los morados toman ese partido como motivación de cara al duelo que se disputará hoy a las 9:30 p.m.

“Ya varios habíamos visto videos sobre ese partido histórico y claro que es una motivación, es una motivación a creer, a confiar que se puede; sabemos que pasó mucho tiempo pero estamos delante de otra nueva oportunidad y contra un mismo equipo. Sabemos que Pumas es un gran rival, tiene muchos jugadores de categoría, tienen un gran entrenador y nosotros estamos confiados y queremos competir al máximo”, aseguró el capitán Mariano Torres.

Saprissa espera un Pumas más agresivo que el que visitó Costa Rica, por eso, el técnico Iñaki Alonso asegura que además del buen trabajo táctico, es importante llegar muy fuertes mentalmente.

“Si es verdad que Pumas en su campo muestra una agresión muy agresiva, muy intensa, pero lo sabemos, trataremos de contrarrestarlo y la clave es creer, para mí es creer, que estemos convencidos y que creamos en nosotros mismos de que siempre hay posibilidades, trabajando en equipo y haciendo bien las cosas tu eres capaz de llevarte un partido y sobre todo llevarlo adonde a ti te interesa para poder sacar un resultado”, agregó Alonso.

Pero Saprissa no será el único equipo tico en ver acción este miércoles en la Liga de Campeones de Concacaf. Horas antes, a las 5:00 p.m., el Santos de Guápiles visita al New York City.

Para los guapileños el panorama es más complicado. La derrota por 2-0 en el Estadio Nacional obliga a los ticos a ganar por dos goles o más, ya sea para eliminar al campeón de la MLS o por lo menos para igualar la serie.

El conjunto de la Gran Manzana registra diez partidos oficiales sin conocer la derrota.

Para este compromiso el técnico Erick Rodríguez podrá contar con su goleador, el jamaiquino Javon East, quien no puedo jugar en Costa Rica debido a la falta del permiso de trabajo. Misma situación que vive el cubano Luis Paradela, quien además no viajó a Estados Unidos por problemas con la visa.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA