Sin patrocinios ni ningún tipo de ayuda estatal, nada más que con los recursos económicos que genera su trabajo como abogada; la karateca Catalina Rivera no les pone peros a sus sueños.

La pasión por el Karate ha hecho que Rivera tenga que salir del país para buscar competencias de buen nivel; no obstante, debe costear sus viajes con su dinero.

De su salario sale el dinero para comprar boletos de avión, pagar hospedajes y comprar la indumentaria.

En noviembre pasado estuvo en el mundial en Polonia; viajó sola, sin entrenador, debido a la falta de dinero para llevar a este. Pero nada de esto es impedimento cuando la pasión es grande.

“El año pasado dije no sé qué va a pasar cuándo esté viejita porque no me va a quedar tiempo para ahorrar, pero la vida es hoy, voy a disfrutarlo, voy a hacer lo que me gusta, lo que me apasiona y voy por un objetivo y voy por una meta y en este momento uso plata que tengo del salario para poder hacerlo y feliz de hacerlo, la verdad es que es un tema que me apasiona y si no hay respaldo no puedo cruzarme de brazos y decir nadie me puede ayudar, no lo voy a hacer”, aseguró Rivera.

Y es que para encontrar fogueos de nivel debe salir del país. En Costa Rica hay pocos karatecas en la especialidad de Kyokushinkai, sobre todo en mujeres de la categoría -55 kg.

“En Karate, más que todo en Latinoamérica, este tipo de Karate ha ido creciendo y el nivel va subiendo, pero el nivel top está en Europa sin duda alguna, y los países del Este, por ejemplo Bulgaria, Rusia, Ucrania son países que son increíblemente fuertes en este deporte. Entonces hay que venir de este lado si uno quiere foguearse con los mejores”, agregó la karateca.

El lunes pasado Rivera viajó a España, para disputar la Copa Internacional Oyama, en Barcelona. A pesar de que solo tendrá una competencia debido a que las mujeres inscritas en la categoría -55 kg son solo dos, la costarricense espera que esto le permita seguir creciendo.

“La chica que me toca es muy Buena, ha estado en mundiales, entonces pues es un buen match, al fin de cuentas mi objetivo acá es buscar preparación y fogueos para el próximo mundial que es en noviembre o diciembre de este año. Desde que fui a Polonia el año pasado dije que definitivamente necesito foguearme con peleadoras de mi peso”, finalizó.

Rivera, que ha disputado cinco mundiales, competirá en Barcelona el sábado.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA