Este domingo fue un día histórico para el ciclismo costarricense, ya que se realizó la competencia más multitudinaria en la historia de este deporte en nuestro país.

Casi 4.200 ciclistas pintaron de azul la ruta 27 y la Costanera Sur. Un día de ensueño para miles de pedalistas, pero sobre todo para Pablo Mudarra y Adriana Rojas, quienes se coronaron campeones en masculino y femenino respectivamente, de la primera edición del Gran Fondo Andrey Amador.

Los dos experimentados corredores llegaron primeros a la línea de meta en Quepos, luego de superar a sus rivales en el sprint.

En el caso de Mudarra, siempre estuvo en el frente de la carrera, pero siguiendo a Jonathan Carballo, quien lideraba la competencia. En los últimos 25 km se mantuvieron juntos y ganó por poco al sprint con un tiempo de 3:13:52, seguido de Rodolfo Villalobos que marcó el mismo tiempo, y de Carballo, quién llegó un segundo después junto a otros cinco ciclistas. Otros cinco marcaron dos segundos más, entre ellos Alberto Contador, excampeón de Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España.

Además de ganar, correr a la par de una leyenda del ciclismo mundial como lo es Contador, fue una de las grandes experiencias para Mudarra, quien incluso dijo que el español los estuvo guiando en la competencia.

“La verdad una experiencia muy chiva, más ir con contador ahí subiendo caletas, después en la fuga, iba ahí con nosotros. Una experiencia muy bonita, más bien él nos iba diciendo qué hacer en la fuga, alguien de tanta experiencia  la verdad a uno lo motiva mucho correr al lado de él. Ahí venía dándole como un corredor más, la verdad mucha humildad a pesar de quien es, y todos sabemos lo que ha ganado”, aseguró Mudarra.

Mudarra, quien ha participado en muchas ediciones de la Vuelta a Costa Rica y otras competencias tanto en nuestro país como fuera de él, aseguró que la carrera era una incertidumbre, ya que desde que inició la pandemia ha competido en contadas ocasiones.

 “Yo la verdad ni siquiera salir he podido, no sabía la verdad cómo podían andar los rivales, yo he venido haciendo mi trabajo, no es como antes porque ya uno tiene familia y ya no vive del ciclismo como antes, hay que hacer otras cosas pero la verdad me sentí muy bien hoy”, agregó el ciclista.

La categoría de la rama femenina también se resolvió al sprint, en duelo vibrante entre Adriana Rojas y Milagro Mena. La primera llegó a meta con tres segundos de ventaja, lo que le permitió coronarse campeona.

“Ha sido una carrera muy dura, con un alto de nivel de velocidad, un average pero muy bonito la verdad, cuidándonos también sobretodo de caídas, de algún desperfecto mecánico, con la bicicleta, y al final logrando llegar a la raya, al punto final, con milagro mena y al final llegamos a un sprint y logré ganar y estoy muy contenta de eso”, explicó Rojas.

La rama femenina mostró muy buen nivel. Gloriana Quesada fue una de las que se mantuvo en la pelea, pero fue protagonista de la única caída del evento debido a un error de otra ciclista. Ella logró ganar la primera meta volante en Tárcoles, pero perdió tiempo para llegar con el lote principal.

“Salimos juntas, mi idea era darle mucho apoyo a Mila, yo me venía sintiendo súper bien, íbamos Adri, Mila, Kristel y yo, ahí íbamos a pelear, yo tenía muchísima actitud y muchas ganas de pelear y sobre todo ayudar a mi compañera pero son cosas que pasan en carrera, no se puede hacer nada, terminar era la única opción para mí”, contó Quesada.

Andrey Amador y sus invitados tomaron la carrera con mucha tranquilidad, al punto que quedaron fuera del podio. Los mejores ubicados fueron los españoles Alberto Contador, quien llegó en la novena posición; y Joaquim “Purito” Rodríguez, que fue 42.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA