La COVID 19 sigue siendo una pandemia y de momento, no se sabe cuándo dejará de ser catalogada de esta manera sin embargo, la Organización Mundial de la Salud espera que para marzo del presente año, esté controlada en los países del hemisferio norte.

Para que la pandemia por COVID 19 sea catalogada como endemia, habría que analizar en el transcurso del tiempo su comportamiento para determinar qué se puede esperar sin embargo con apenas dos años no es posible hacerlo pues los comportamientos son muy cambiantes.

Inicialmente, se podría decir que el invierno surgen nuevas variantes del virus ya que Alfa fue la primera y se viralizó en el invierno 20-21 al igual que Omicrón que lo hizo en este invierno pero no fue así con la variante Delta que se hizo viral en verano del 2021, estación donde se esperaba un menor contagio.

Cuando para los expertos sea posible establecer un patrón de contagios que indique en qué época se puede esperar más o menos donde menos, serían decenas pero más miles de personas contagiadas, podríamos decir que es un evento controlado y podría catalogarse como endemia.

Según el edipemiólogo Juan José Romero, en medio de la gran cuarta ola de contagios, le perdimos el respeto al virus a pesar de que, en los hospitales aún hay al rededor de mil personas hospitalizadas por contagio de la COVID 19 y aún no es 100% seguro volver a la “normalidad” pre pandemia.

A nivel mundial, las cifras indican que aproximadamente la mitad de la población no cuenta con esquema de vacunación completo y hay países principalmente en África, donde no cuentan ni siquiera con el 10% de la población con la doble vacunación.

En países de Europa, se dice que el 40% de la población ya sufrió contagio por COVID 19 y esto, sumado a las personas con su vacunación completa, alcanzan importantes cifras de inmunidad en su población.

En países del hemisferio norte donde la pandemia está cerca de estar bastante “controlada” y se ha normalizado las cifras de contagios, se han levantado las restricciones del uso de mascarillas en espacios abiertos e incluso en algunos lugares, en espacios cerrados.

En Costa Rica, el esquema completo es de dos vacunas y la tercera es conocida como el refuerzo; sin embargo, al hacer la tercera dosis obligatoria para un sector de la población, pronto se podrá llamar esquema completo a las 3 dosis contra la COVID 19.

La vacunación sigue siendo muy importante para la población por lo que se insta a las personas a seguir vacunándose ya que con las dos dosis, tiene un 40% de probabilidades de no contagiarse, un 50% de sufrir la enfermedad de forma favorable y solo el 10% refiere hospitalización. De las personas que requieren hospitalización, solamente 3 de cada 10 requieren cuidados intensivos.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA