Como una sorpresa “desagradable” e inesperada, con una sensación fría y desairada, algunos costarricenses vieron al candidato presidencial del Partido Progreso Social Democrático, Rodrigo Chaves ascender y colocarse de segundo en la carrera presidencial.

Las encuestas de las universidades públicas realizadas en enero, lo colocaban en el espectro político con un potencial fuerte para crecer este 6 de febrero, pero en principio en un puesto por debajo, incluso, de candidatos como Lineth Saborío y Fabricio Alvarado.

El primer resultado oficial de la noche lo colocó en un tercer lugar, pero con grandes posibilidades de avanzar, y así fue, en poco tiempo Chaves igualó a Alvarado y con más velocidad en los minutos siguientes logró desprenderse y alzar vuelo.

El resultado con casi el 90% escrutado es de 27,26% José María Figueres y 16,70% Rodrigo Chaves, ya definida la segunda ronda.

Pero, ¿Cómo logra Rodrigo Chaves colarse en la segunda ronda?

Para el político e investigador del Instituto de Estudios Sociales en Población de la Universidad Nacional (Idespo-UNA) José Andrés Díaz, la figura de hombre fuerte y los altos niveles de abstencionismo llevaron a Rodrigo Chaves a sorprender en los resultados electorales de primera ronda.

“Parece  que se continúa con la tendencia de lo ocurrido en el 2014 y 2018 de tener en segunda ronda, al menos un candidato que despega de forma “tardía” en la intención de voto”, destacó D´íaz.

“Buscó proyectar una imagen de “hombre fuerte” durante la campaña, algo que puede ser atractivo para una parte del electorado; y la fragmentación electoral y el abstencionismo también jugaron a su favor. De esta forma, si bien está en segundo lugar, parece que está superando finalmente a Fabricio Alvarado por entre 2% a 3% de los votos válidamente emitidos” añadió.

Sobre el abstencionismo, Díaz considera que gran número de la población que se mostraba en las encuestas indecisas, optó al final por no salir a votar. Afirma que es muy probable que no hayan encontrado una propuesta con la cuál identificarse.

Segunda Ronda.

A partir de hoy la política nacional entra en un proceso de balotaje, ambos candidatos deberán buscar estrategias de discurso, comunicación y coaliciones que lo coloquen, a uno de ellos en la silla presidencial.

Una segunda ronda que suponen los expertos políticos, podrían hacer crecer los niveles de abstencionismo.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA