Una vez más Saprissa puso contra las cuerdas a Alajuelense. El 2-1 en el clásico tiene a los morados cerca de avanzar a la gran final, donde espera Herediano

Y es que ganar el juego de ida en una muerte súbita es casi decisivo en los duelos entre morados y manudos. Desde que se juegan dos campeonatos por año, es decir, desde el 2007, la S y la Liga se han topado trece veces, tanto en semifinales como en finales, y solo en dos ocasiones un equipo logró remontar.

En los anteriores doce enfrentamientos, en siete la S ganó el primer juego, y solo en uno los erizos pudieron remontar. Fue en la semifinal del Invierno 2013, cuando Saprissa ganó 1-0 en Tibás, marcador que devolvió la Liga en Alajuela. En aquel entonces, avanzaron los rojinegros gracias a la ventaja deportiva.

Ahora los manudos también podrían avanzar con el 1-0, ya que el gol anotado en el Ricardo Saprissa le daría el pase en caso de empate a dos goles en el marcador global.

El técnico Albert Rudé se mostró satisfecho porque la serie sigue viva y todo se definirá en el Alejandro Morera Soto.

“Un 2-1 aquí es un resultado que nos deja la serie súper viva, súper abierta en casa y nosotros evidentemente sabemos lo que tenemos que hacer en casa, igual que sabíamos con Santos. Vamos a ir por ese partido, tenemos que ganarlo y vamos a poner toda la carne en el asador para hacerlo, sin duda alguna, con el apoyo de nuestra gente, que al igual que con Santos estoy seguro que va a estar y nos va a ayudar muchísimo”, dijo el técnico manudo.

Eso sí, Alajuelense deberá luchar contra otra estadística, porque en 13 finales de segunda ronda que se han disputado, ningún equipo logró remontar.

Iñaki Alonso, timonel morado, aseguró que entiende la satisfacción de Rudé, ya que su equipo tuvo para liquidar a la Liga y no lo hizo.

“Es lógico que su entrenador esté contento porque se lleva un resultado ajustado. Pero a mí es que como dije la semana pasada, el reto sabía que iba a estar en Alajuela, sabía que el partido se iba a decidir allí, la verdad es que me hace mucha ilusión porque nos valen dos resultados, entonces tenemos que ser capaces de hacer lo que hemos hecho hoy porque por momentos he visto sufrir mucho a Alajuelense”, explicó Alonso.

Saprissa también tiene una estadística en contra. En todo el torneo, los morados solo han ganado una vez en condición de visitante, en la fecha dos ante Pérez Zeledón. En los otros once juegos en casa ajena suma cinco empates y seis derrotas.

Caso contrario el de los manudos, que son fuertes en casa. La Liga ha ganado ocho juegos como local, empató tres y solo perdió en una ocasión.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA