Publicidad Unifique sus deudas con el Banco Popular

La Liga ha mostrado una mejoría desde la llegada de su nuevo técnico; algunos cambios en la forma de juego y un fortalecimiento en la zona defensiva les han permitido a los erizos ascender al segundo lugar y depender de sí mismo para clasificar a la fase final.

Es en la defensa donde Albert Rudé más ha afinado a los manudos. Cuando el español llegó al país Alajuelense había recibido 22 goles en 14 fechas, para un promedio de 1,57 anotaciones por partido, el segundo más malo el Apertura 2021.

En sus tres primeros juegos dirigidos solo recibió un tanto, el sábado en la goleada por 4-1 ante la Asociación Deportiva Guanacasteca, tras un error garrafal de José Andrés Salvatierra, lo cual no perdonó Rudé y lo sustituyó al descanso.

Ante los guanacastecos la Liga se vio más suelta y con más ideas, contrario a los juegos anteriores, el triunfo de 1-0 ante Santos y el empate a cero goles contra Herediano. Ante lo pamperos la Liga realizó presión alta, la salida del balón se hizo desde área propia y sus jugadores dieron menos toques antes de pasar la pelota, en busca de mayor dinamismo.

“Nosotros buscamos ser un equipo muy dinámico, tener el balón pero con dinamismo, entonces eso es un proceso, porque lo primero que haces es una buena estructura, un buen posicionamiento, y a partir de que lo adquieres ahí podés empezar a moverte, pero empezar a moverte sin tener esas estructuras bien consolidadas es difícil. Entonces de a poco vamos introduciendo ese dinamismo, yo creo que aún nos hace un paso por dar a nivel de dinamismo, pero lo vamos a seguir trabajando y siempre intentándolo mejorar”, aseguró el técnico tras derrotar a Guanacasteca.

Con la goleada ante los pamperos Alajuelense se convirtió en el equipo más goleador del torneo, con 33 anotaciones, una más que Saprissa.

Esta semana será crucial para la Liga, ya que enfrenta a dos rivales directos, por lo que conseguir dos victorias lo metería en semifinales, de lo contrario tendrá que sacar la calculadora de cara al final de la primera fase.

El miércoles los manudos visitarán al Municipal Grecia, que el sábado cayó sorpresivamente ante el colero y disminuyó sus posibilidades de avanzar a la siguiente ronda. Los griegos están obligados a ganar, de los contrario verán el boleto muy lejos. Una victoria eriza le permitiría quitarse a un rival del camino.

Ese día también jugarán Herediano, líder con cuatro puntos más que Alajuelense, contra Santos, quinto a dos unidades de los erizos; un juego que le permitiría a los manudos acercarse a la cima o quitarse a otro rival del camino, dependiendo del marcador.

El sábado, la Liga será local ante Saprissa, cuarto con dos puntos menos que los manudos, por lo que la victoria es imperativa.

Publicidad La nueva serie de billetes ya está completa, conózcalos
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/