Un nuevo informe de la Contraloría General de la República alerta del poco control que tiene el Ministerio de Educación Pública (MEP) en la ejecución de los recursos otorgados a las más de 4 mil juntas de educación y administrativas, a las cuales se les giraron solo en el 2020 poco más de ₡219.000 millones.

Estos recursos provienen del MEP y es el segundo rubro en importancia que otorga esa cartera, después del Fondo Especial para la Educación Superior.

La auditoría identificó que los mecanismos utilizados por el MEP no permiten tener control ni seguimiento de qué hacen las juntas con los dineros que les son entregados. Parte del problema, según el informe, se da por fallas en el cumplimiento de responsabilidades dentro del Ministerio.

Precisamente, la débil comunicación entre la dirección financiera, las 27 direcciones regionales y otras dependencias del Ministerio han provocado que se transfieran recursos a las juntas sin contar con la aprobación respectiva y se conozcan, de antemano, los objetivos y metas de las juntas para la ejecución de esos dineros y con ello mejorar la calidad de la educación. 

La Contraloría también señala que la aprobación presupuestaria no se encuentra alineada con los objetivos estratégicos y fines institucionales del MEP.  Al respecto, 18 Direcciones Regionales no disponen de un “Plan Estratégico” y los planes de las 9 Direcciones restantes no se encuentran vinculados con el Plan Estratégico Institucional y sus objetivos no permiten orientar la aprobación presupuestaria.

Otra de las fallas están en la falta de personal capacitado en las direcciones regionales para atender  las demandas de las Juntas, lo que genera, por ejemplo, que una sola persona tenga a su cargo la aprobación de los recursos de hasta 212 Juntas.

https://youtu.be/vp0YJzTLtZU

Si bien el Ministerio ha definido controles para la aprobación de los presupuestos de iniciales, modificaciones y extraordinarios que presentan las Juntas a las 27 direcciones regionales; los controles no son ejecutados por igual o de forma sistemática. 

Por ejemplo, el 89% de las direcciones regionales no toma en consideración los resultados de la ejecución del presupuesto de las juntas, el 41% no dispone de mecanismos para garantizar que los presupuestos ordinarios se tramiten en el plazo asignado, el 56% no dispone de mecanismos para el trámite de los presupuestos extraordinarios y el 63% no dispone de mecanismos para modificaciones externas. Además, el 17% no notifica la resolución de los documentos presupuestarios a las Juntas y quienes lo notifican, no disponen de un formato estandarizado para esa comunicación.

Adicionalmente, el 85% de las direcciones regionales no ejecuta la gestión de los riesgos asociados a la aprobación y seguimiento presupuestario y no se dispone de insumos integrados para la toma de decisiones, la retroalimentación y la mejora continua.

La ejecución de los recursos recibidos por parte de las juntas de educación se estima es del 61% para el 2020. 

La CGR emitió directrices a los jerarcas del Ministerio de Educación, a la directora financiera y al director de gestión de desarrollo para que emitan un plan y lo pongan en acción a más tardar en mayo del 2022.

Publicidad Conozca más de la Investigación Pandora Papers
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/