Familiares de víctimas de femicidios de los últimos años se hicieron presentes este lunes en la Plaza de la Justicia para pedir a los funcionarios judiciales penas más severas en las sentencias de casos relacionados con violencia de género.

La manifestación inició desde las 8:00 a.m, y reunió en su mayoría a madres, padres, tías, vecinas, amigas, quienes alzaron la voz en nombre de quienes hoy ya no están a través de mensajes y pancartas.

El motivo principal de los familiares fue transmitir la molestia y la impotencia que sienten al ver las condenas que han sido impuestas en los últimos dos juicios, en el caso de Luany Salazar y Alisson Bonilla; así como la impunidad en el caso de María Trinidad Matus Tenorio.

“Queremos hacer consciencia en el pueblo, en los funcionarios públicos, en el Poder Judicial. Hay que enfocarnos en la prevención y la capacitación principalmente de las personas que tiene a cargo los casos de violencia contra las mujeres. Eso empieza en las casas, en las escuelas, en las comunidades”, dijo la mamá de Luany Salazar, asesinada en la Unión de Cartago a los 23 años.

Por su parte, Oscar Morera, padre de Eva Morera, asesinada en el 2018 en Barva de Heredia, expresó que se trata de un espacio de reflexión y de testimonio donde las familias de víctimas de femicidio piden al Estado costarricense y al Sistema Judicial más empatía y menos impunidad.

“Estamos seguros de que las herramientas legales; sin embargo, el acercamiento y la forma en que los investigadores, fiscales y jueces han abordado el tema de los femicidios en este país, no es el más adecuado”, precisó.

Otro caso en el que la impunidad continúa es el de Natali Madriz, quien fue encontrada en una bolsa de basura a las afuera de unos apartamentos en San Pedro de Montes de Oca, en junio del 2019.

“En el caso de mi hija son dos años, en los cuales casi no avanza, no hemos tenido mayor apoyo. Hay muchos casos que ya fueron a juicio y la justicia nos queda debiendo, son muy pocas las penas y faltamos muchas todavía para ir a juicio, por eso queremos que por favor sean más humanos”, indicó Flora Chinchilla, madre de Natali Madriz.

Al 2 de julio de este 2021 el Observatorio de Género del Poder Judicial  registró 27 muertes violentas de mujeres (1 femicidio art. 21, 3 femicidios ampliados y 3 homicidios que no son femicidios) según la clasificación de la Subcomisión Interinstitucional de Prevención del Femicidio. 

Las restantes 20 muertes que están pendientes de ser clasificadas, están a la espera de informes policiales o de revisión. 

Firmada la ley que establece figura de femicidio ampliado

Por otra parte, el presidente de la República, Carlos Alvarado, en compañía de la ministra de la Condición de la Mujer, Marcela Guerrero, y la ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar, firmaron la ley que establece la figura del femicidio ampliado este lunes por la mañana.

La nueva ley estipula que se podrán imponer penas de 20 a 35 años a los culpables del asesinato contra una mujer exista o no una relación sentimental de por medio.

Anteriormente, la ley solo consideraba como femicidio aquellos casos en que el sujeto, que había ejecutado el crimen, mantuviese una relación sentimental y una cierta cantidad de años de convivencia con la víctima.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA