• Autoridades de Salud aseguran que estos movimientos buscan las poblaciones más humildes y con menos acceso a información

Tal como lo reveló el director del Hospital San Carlos, Edgar Carrillo, esta semana a Costa Rica Noticias, existen grupos antivacunas en la zona Norte que han impactado directamente las comunidades de Pital y La Fortuna.

Sin embargo, la situación parece extenderse a otras localidades, según confirmó Diego Alfaro, supervisor de enfermería de la dirección Regional Chorotega de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), quien dijo que algo similar ocurre en Upala y La Cruz, donde la población no ha querido vacunarse, debido a que grupos insisten en que la vacuna posee efectos adversos.

“Entre las características que tienen es que son personas de muy escasos recursos y, podríamos decir, muy humildes, de escolaridad muy baja y con los cuales es muy fácil permear mensajes negativos, ya sea en redes sociales o por medio de otras personas” explicó Alfaro.

Añadió que para estas personas los argumentos que les brindan estas organizaciones les suenan más razonables que los que dan las fuentes oficiales a favor de la vacuna.

Por otra parte, el medio La Voz de Guanacaste denunció que en La Cruz existen comunidades completas que afirman que no recibirán la vacuna, pues el pastor de su congregación evangélica lo prohibió. Así lo afirmó a dicho medio la jefa de enfermería del cantón, Adriana Vargas.

Desinformación

En la región Chorotega tampoco son ajenos a estas situaciones, pues incluso han denunciado ante el Ministerio de Salud a personas repartiendo panfletos con información falsa.

“Hubo un área de salud donde, en un fin de semana, ubicaron un quiosco en una plazoleta y estaban dando información a las personas con panfletos. Esto se comunicó al Ministerio de Salud que, desde el punto de vista de rectoría en salud, es el que le compete a abordar esos temas. No conozco en qué paró el asunto”, acotó Alfaro.

Para el funcionario es prioritario atacar a estos grupos antivacunas que están poniendo en números rojos los contagios y las hospitalizaciones en Guanacaste, al igual que en San Carlos, y asegura que la mejor manera es acercándose a las poblaciones más alejadas con información confiable y la posibilidad de vacunarse de la manera más ágil.

“Es necesario el apoyo de diferentes instituciones, porque los servicios de salud que somos los que llevamos la vacuna a la comunidad no podemos hacerlo. Mientras que las campañas de información más masificadas y con más fuerza requieren intervenciones por parte del departamento de Comunicación de la CCSS, el Ministerio de Salud o el gobierno mismo”, puntualizó.

Además de la desinformación, la situación migratoria complica más el combate contra la Covid-19. Por esta razón la Comisión de Epidemiologia aprobó vacunar a personas en condición irregular que pudieran comprobar un arraigo en costa rica.

“Si tienen hijos en el sistema educativo, si trabajan, si alquilan una vivienda u otro tipo de evidencia, esos casos sí se están vacunando”, confirmó Alfaro.

En toda la región Chorotega se están vacunando a personas mayores de 12 años sin importar su área de inscripción. También se están haciendo visitas domiciliarias a las zonas más lejanas para proteger a la población.

Colaboró en esta información Melissa Valerio, periodista.

Publicidad Conozca más de la Investigación Pandora Papers
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/