El cambio climático camina a pasos agigantados, quizá mucho más rápidos de lo que se tenía previsto y en nuestro país ya deja evidencias como son las alteraciones en los patrones meteorológicos (de lluvias y sequías), en los procesos de floración y anidación de aves.

Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado este lunes, muchos de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles o cientos de miles de años, incluyendo el incremento de temperaturas, el aumento del nivel del mar y cambios en lluvias, así como inundaciones y sequías.

Los científicos fueron claros: es el ser humano el responsable de estos cambios climáticos y el sobrecalentamiento del planeta, principalmente por el uso de combustibles fósiles para generar energía.

“En los reportes anteriores dejaba alguna duda al respecto, pero en este informe viene a decir con infinita contundencia que se está dando el cambio climático, que es consecuencia del ser humano y que sus efectos se están intensificando en el corto plazo”, explicó Andrea Meza, ministra de Ambiente. 

Las inundaciones de las últimas semanas son evidencia del impacto del cambio climático del que todos somos responsables. Foto: Archivo.

Se estima que para el 2030 la temperatura media del planeta sea de 1,5°C y hasta 1,6 ºC mayor a la de los niveles de la era preindustrial; una condición sin precedentes en los últimos 2.000 años. 

Esta situación que no se evitará “a menos que se reduzcan drásticamente las emisiones de CO₂ y otros gases de efecto invernadero en las próximas décadas”, predice el reporte.

“El informe hace un análisis de cuánto nos queda de ese presupuesto de carbono, y nos avisa que existe una pequeña ventana de oportunidad para alcanzar la meta del 1.5 del acuerdo de París; pero nos dice que para llegar a esa meta tenemos que hacer transformaciones muy profundas de nuestras economías, dejar de usar combustibles fósiles, dejar de usar carbón y ser más renovables”, enfatizó Meza. 

En el peor escenario, si no se actúa y las emisiones siguen creciendo al mismo ritmo que hasta ahora, el informe estima que a finales de este siglo se llegaría a un incremento de 4,4 grados.

Puntualmente para la región, el estudio registra una tendencia de aumento de 0.3° por década en los últimos 30 años, condición que es muy probable que aumente generando sequías tanto agrícolas como ecológicas.

También alerta de la saturación de los mares, suelos y bosques en la transformación del Co2, se espera que conforme pase el tiempo vaya reduciendo su capacidad de ayudar al planeta. 

Aquí y ahora  

Sobre el informe expertos del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) aseguraron que el estudio viene a evidenciar lo que ya en Costa Rica se venía viviendo, con mayor frecuencia, desde la década de los 90. 

“En algunas estaciones meteorológicas evaluadas a nivel nacional se puede observar el aumento de la temperatura a niveles de los que destaca el IPCC. Observamos eventos extremos hidrometeorológicos más recurrentes (inundaciones y sequías) lo que nos da indicios de la afectación que podría estar ocurriendo”, afirmó Rita Chacón, vocera del IMN.

Además, el IMN tiene registro de marejadas más fuertes que han producido inundación de aguas de mar, cambios en la estacionalidad de floración de especies, así como anidación de aves. 

En Costa Rica, consecuencia del Cambio Climático, se registra que 33 especies de aves han disminuido la población un 50% y murciélagos un 30%. También la desaparición de anfibios como el sapo dorado y la rana arlequín, alteraciones en el desove de tortugas marinas, entre otras afectaciones en la fauna.

“Lo que indica el informe lo hemos vivido con los ciclones tropicales: por ejemplo el huracán Otto y la tormenta Nate, algo que no era tan frecuente en el pasado. Consecuencia del aumento de contaminantes generados por el ser humano”, sentencia la experta. 

Vehículos Centro de San José.
El uso de combustibles fósiles son uno de los principales causantes del cambio climático y el aumento en las temperaturas. Foto: Archivo.

Solicitud

Aprovechando la contundencia del estudio en afirmar que estos cambios son producto de la acción humana, en particular al quemar combustibles fósiles como petróleo, carbón y gas natural, ministra Meza pidió de nuevo al Congreso aprobar el proyecto de Ley 20.641, que eliminaría el uso de combustibles fósiles en el país, declarando al territorio nacional libre de la exploración y explotación del petróleo y el gas natural.

“Este nuevo reporte confirma que nuestro país está en el camino correcto al querer prohibir la explotación de petróleo y gas natural. Pido respetuosamente a las y los diputados negociar las modificaciones necesarias con plazo para lograr la urgente aprobación del Expediente 20.641 para poner a Costa Rica en el camino correcto”, dijo la ministra. 

Meza aseguró que un paso decisivo en la aprobación del proyecto de Ley es enviarlo de nuevo a Comisión con un plazo definido, idealmente de 30 días, para hacerle ajustes que lo hagan políticamente viable. 

La iniciativa impulsada por el Ministerio busca dar más oportunidades a proyectos de energías renovables y dejar sentada la imposibilidad de explotaciones contaminantes en el país. 

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es el órgano de las Naciones Unidas encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático. Miles de científicos y científicas de todo el mundo contribuyen voluntariamente a su preparación.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA