Viajar de Liberia a San José y regresar era el reto que se había planteado el Dr. Chang luego de investigar junto a su equipo de Ad Astra Rockets las posibilidades en el uso de hidrógeno como fuente de energía para un automóvil eléctrico.

Según le indicó al periodista Erick Jarquín, por más de 2 años habían trabajado en incrementar la presión de hidrógeno al tanque, pues cuando importaron los vehículos de EEUU sólo podían llenarlos hasta la mitad.

La prueba de fuego era llevar el carro hasta San José para completar cerca de 450 km y que sobrara hidrógeno para uno 50 km más.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA