• Calificó al exprecandidato verdiblanco como “desubicado y perdido en el tiempo”.

El exministro de Trabajo (1994-1998) arremetió con dureza contra el exprecandidato liberacionista Rolando Araya, quien este lunes manifestó que no apoyará a José María Figueres en las próximas elecciones de febrero de 2022.

Araya aseguró que el motivo de su decisión se basa en que sus propuestas no fueron recibidas por el candidato verdiblanco. Incluso, admitió que pretende dar su lucha desde la Asamblea Legislativa y que ya varios partidos le han abierto esa posibilidad.

Ante esto, Ayales no se anduvo con tapujos y criticó con dureza la posición de Araya.

“Si uno no quiere participar porque sus ideas no son tomadas en cuenta, pues haga casa aparte. Lo que yo oí de Araya en sus participaciones en las primarias del PLN, es de terror”, manifestó en una publicación en su red social Facebook.

Agregó que la participación de Rolando Araya en la convención interna del Partido Liberación Nacional (PLN) fue terrible, porque sus ideas son una “locura”.

“Yo jamás me hubiera adherido a sus tesis. Desubicado, perdido en el tiempo, volviendo a los años 70, hablando de darle al estado 10.000 millones de dólares por año con sus ocurrencias; a mí, particularmente y con todo respeto, me parecen locuras que no convencieron a nadie más que algunos que creían que en esa forma iban a derrotar a Figueres”, comentó.

Más adelante, Ayales dijo que la actitud de Araya de huir es más propia de un niño malcriado que de un político maduro.

“El salir corriendo cuando a uno no le conviene la situación o porque no le dan lo que pide, me recuerda la anécdota de creerse el dueño de la bola y llevársela si va perdiendo”, enfatizó.

Lo que hizo el exprecandidato liberacionista es como si los 400.000 votantes de las primarias quisieran que les dieran una diputación y ser presidentes del PLN. Habría que crear un nuevo estadio para darles cabida a todos los candidatos a diputados, dijo Ayales.

“Cuando uno cumple una función pública, debe ser llamado por quien lidera el gobierno y no ser un ofrecido como si fuera el ungido del Supremo”, recalcó el exministro.

Incluso, mencionó que hombres de la brillantez intelectual y profesional de Jorge Manuel Dengo o Rodrigo Facio jamás amenazaron al Partido, exigiendo puestos como si fueran el “non plus ultra”.

Farid Ayales fue condenado en 2003 a cuatro años de prisión por el delito de concusión, al cobrar la tramitación de tarjetas de trabajo para nicaragüenses mediante una fundación.

No obstante, el exjerarca de Trabajo solo permaneció 13 días en la cárcel, pues los siguientes cinco meses los pasó en la Clínica Bíblica, debido a que padecía leucemia.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA