Para el politólogo y sociólogo costarricense, Carlos Chinchilla, la victoria de José María Figueres en la convención del Partido Liberación Nacional (PLN), este domingo, no es garantía de unidad entre el liberacionismo.

De acuerdo con sus palabras, es otro el motivo que podría reunir a la familia verdiblanca en torno al objetivo de volver a la presidencia de la República.

“Lo que puede unir a Liberación son los ochos años fuera del Gobierno. Hay mucha gente liberacionista que aspira, nuevamente, a gobernar porque ya saben las ventajas de gobernar”, alegó.

Al cuestionarle sobre el papel que jugará la juventud ante la designación de Figueres, el politólogo apuntó que el candidato tiene sus ideas acerca del medio ambiente, de la tecnología y la importación de capitales, temas que no dejan de ser atractivos para los jóvenes, que requieren empleos con una buena posibilidad salarial.

No obstante, señala que el verdiblanco también tiene su lado negativo, como el tiempo que salió del país.

“La gente valorará entre la posibilidad de un proyecto que, económicamente, genere crecimiento, atracción o la idea de la ética como un elemento central”, explicó.

Chinchilla puso el tema de la experiencia sobre el tapete y apuntó que debe hacerse un análisis sobre esta característica; especialmente, porque para alguna gente la inexperiencia está siendo mal valorada y la experiencia bien valorada, aunque haya algunas que no son muy positivas, e inexperiencias que permiten ideas nuevas.

“Habrá que ver si Liberación puede unirse en torno a la figura de Figueres. Creo que es el candidato que tenía, dentro del grupo que estaba, mayores posibilidades de generar resistencias para esta unión. Pero a la vez con una mayoría tan significativa como la que tuvo dentro del partido eso allana a los otros”, aseguró.

El politólogo Carlos Chinchilla, calificó de sorpresivo el apoyo que recibió Rolando Araya en la convención verdiblanca.

A favor

El experto puso como ejemplo el caso de Carlos Ricardo Benavides, quien pese a tener el apoyo de la expresidenta Laura Chinchilla y de los hermanos Oscar y Rodrigo Arias, no logró un resultado positivo. Eso, según el politólogo, puede jugar a favor del futuro de Figueres.

“Creo que hay condiciones. El haber estado ocho años fuera del Gobierno, representantes de sectores del Partido que son muy adversos a Figueres, que salen debilitados de este proceso”, puntualizó.

Finalmente, calificó como sorpresivo el segundo lugar logrado por Rolando Araya. Al mismo tiempo dijo que muchas ideas planteadas por este candidato ya han sido retomadas por Figueres en sus más recientes discursos. Entre ellos mencionó, el tema de la cercanía con el pueblo.

Además, insistió en que el PLN deberá trabajar muy fuerte si quiere alcanzar la presidencia, pues, de acuerdo a su criterio, la mayor parte de liberacionistas no apoyó al candidato ganador.

“Don José María alcanzó casi un 40%, un 38%; quiere decir, que cerca de un 60% dentro del mismo partido no lo apoyó. Esa es su primera tarea; la segunda es encantar al 70% de la población que no participó en esto para ver si deciden apoyarlo o no”, concluyó el experto.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA