Joshua Rodríguez se coronó hace unas semanas como monarca sudamericano de Jiu-Jitsu, un logró a destacar, ya que enfrentó a los campeones de Europa y Brasil.

Sin embargo, para llegar a ser un exitoso deportista ha tenido que recorrer un duro camino lleno de sacrificios, fue abandonado por sus padres con tan solo once años, apartir de ahí se las arregló solo.

Más detalles en el video…

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA