Se estima que por día se pueden recolectar hasta tres camiones de residuos plásticos que está llegando al mar, una acción que se ve incrementada ante la falta de legislaciones que ayuden a evitar esta contaminación.

Pese a esto, el intento en el control de residuos en tierra le permitió a Costa Rica convertirse en país líder de un programa para reducir los desechos plásticos y artes de pesca en el mar.

La nominación al proyecto internacional Glolitter, auspiciado por Noruega, se dio este 8 de abril por la Organización Marítima Internacional (OMI) e incluyó, además de Costa Rica, a otras 30 naciones del mundo.

Con el fin de lograr el objetivo de erradicar la basura plástica marina, esta iniciativa proporcionará a los países en vías de desarrollo la aplicación de mejores prácticas para la  prevención,  reducción  y  control  de  la  basura  plástica  marina  producto  de  esos sectores.

Ahora Costa Rica deberá implementar y nacionalizar el  Protocolo de Londres, sobre el tratamiento de la basura marítima, el Convenio Internacional para prevenir la contaminación de los buques (MARPOL), que regula la basura que es vertida en los mares por embarcaciones, y guías de la FAO.

Ratificar estos convenios internacionales permitirá incorporarlos luego a ordenamientos jurídicos y políticas que promuevan eliminar el plástico de los mares, al tiempo que se concientiza a la población de la afectación ambiental que generan estos plásticos a los océanos.

“Para que sean eficaces las normativas hay que implementarlas, domesticarlas, hacer normativa nacional para establecer un marco sancionatorio. Este proyecto trata en esas dos direcciones: la basura que llega desde la meseta central y la basura que se genera a través de la pesca ilegal”, explicó Paola Acuña, asesora legal del área Marítimo Terrestre del Ministerio de Obras Públicas y Transportes. 

A la fecha Costa Rica no cuenta con un sistema que permita reducir o evitar que las embarcaciones tiren al mar las redes de pesca, en especial las de pesca ilegal.

Se estima que Guardacostas recoge artes de pesca en un 16% del mar territorial al año. 

Por ahora, Costa Rica trabaja con la ley de Fortalecimiento de Puertos, que también instruye en cómo darle manejo a la basura portuaria, pero no alcanza un nivel marítimo, como sí lo contempla Glolitter.

“Una vez que tengamos aprobado el proyecto de ley de Navegación Acuática, tendremos una base jurídica para empezar a regular de alguna forma los residuaos en los mares, por lo menos desde la pesca ilegal. Pero lamentablemente ahorita no contamos con legislación, y por eso pasa lo que sucede ahorita que están contaminando indiscriminadamente los mares”, comentó Acuña.

La experta fue honesta a decir que por ahora se tratan de esfuerzos jurídicos y propuestas que tienen mucho camino que recorrer antes de llegar a convertirse en acciones concretas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA