Nadie puede ocultar ni negar la superioridad de la Liga en comparación con el resto de rivales del campeonato nacional. Varios contrincantes lo han manifestado así, el último, Martín Arriola, técnico de Jicaral, quien tras perder 3-0 en Alajuela dijo que los manudos tienen nivel internacional.

Alajuelense llega al final del certamen en su mejor momento futbolístico, físico y anímico. Los últimos tres partidos del campeonato nacional los saldaron con goleadas, dos de ellas de visita en Grecia y Tibás, donde le propinaron a Saprissa la mayor paliza en clásicos. El miércoles ante los jicaraleños el campeón nacional no sufrió en ningún momento, le pasó por encima a los de la Península a pesar de dejar a varias figuras importantes en el banquillo.

Varios factores explican el buen andar rojinegro, uno de ellos vital para el cierre del torneo: el estado físico. Alajuelense llega a la etapa definitoria del torneo en gran forma, sin preocuparse por las lesiones y con jugadores que aguantan ir y venir durante 90 minutos.

Ante Saprissa y Jicaral la Liga explotó las bandas y destrozó a sus rivales. Alonso Martínez y Jurguens Montenegro ante los morados y este último junto a Carlos Mora ante los peninsulares, desgastaron al rival.

El capitán Bryan Ruiz explicó que es fundamental el trabajo que hacen en el Centro de Alto Rendimiento, lo que les permite llegar fuertes a la disputa por el título.

“Nos sentimos muy bien y creo que hemos demostrado en los últimos partidos que el equipo se ha sentido bastante bien pero ahora entra un poco la parte del cuerpo técnico y del preparador físico de dosificar las cargas ahora”, explicó Ruiz.

Alonso Martínez es uno de los jugadores más en forma del certamen y es el futbolista que más peligro ocasiona en el área rival. Ante Saprissa ha hecho estragos en los últimos tres clásicos, desesperando a la defensa y dando una asistencia a gol en cada juego.

“Sí físicamente nosotros nos sentimos bien, tal vez un poco la intensidad que nos exige el profe, nosotros siempre trabajamos con bastante intensidad en los entrenamientos para llegar a hacer el partido de la mejor manera”, dijo Martínez.

Además del trabajo físico, ha sido importante la dosificación de cargas. El técnico Andrés Carevic ha repartido minutos entre todos sus jugadores, lo que ha permitido que ninguno esté con sobrecarga física. Esto lo hace porque tiene un plantel amplio de donde echar mano.

Alajuelense ya se aseguró el liderato de la primera fase, por lo que puede aprovechar los últimos tres partidos del campeonato para darle descanso a algunas figuras y darles más ritmo a otras.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA