La época en que la Selección Nacional y los equipos ticos peleaban de tú a tú con sus rivales de México y Estados Unidos quedó perdida en el tiempo. Mientras el fútbol azteca no ha dejado de crecer y el balompié norteamericano ha crecido vertiginosamente,  el deporte rey se estancó en Costa Rica, dejó de crecer y ve de lejos el trabajo que hacen los dos gigantes de la Concacaf.

El último mes nos dio una dolorosa dosis de realidad. Estados Unidos, con un equipo alternativo, y México, eliminaron a la selección del torneo clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Lo hicieron mostrando mucha superioridad. Días después la selección mayor azteca derrotó a la Sele en un amistoso, y esta semana Alajuelense y Saprissa mordieron el polvo ante equipos de la MLS en la Liga de Campeones de Concacaf.

Varias figuras del fútbol nacional han mostrado su preocupación por la intensidad con que se juega el campeonato nacional. En la Liga, el técnico Andrés  Carevic, el capitán Bryan Ruiz y el delantero Marcel Hernández han alzado la voz sobre este tema, también lo hizo el exjugador y técnico Gilberto Martínez.

El entrenador Manuel Gerardo Ureña, quien ha acumulado mucha experiencia en equipos nacionales pero, sobre todo, en selecciones menores, considera que la forma en que se entrena en los equipos y ligas menores, es un factor clave que influye en esta falta de intensidad.

“Nos están llegando con transiciones muy rápidas, en seis segundos, y nuestras transiciones en el fútbol de Costa Rica, en este campeonato, donde falta intensidad, a veces son de 10 o 12 segundos y ahí hay una diferencia de tiempo y espacio. Creo que con mucho rigor se debe entrenar porque se juega como se entrena y yo creo que es esa falta de intensidad de entrenamientos”, analizó Ureña.

El técnico cree que Costa Rica debe reestructurar las ligas menores, adecuando los entrenamientos según la edad del jugador. Además, es imperativo que los equipos entrenen con más intensidad y no tan pausado como lo hacen.

A pesar de esto, no hay que obviar que el poderío de los equipos de Estados Unidos y México es impresionante. Por eso, el técnico Andrés Carevic, aseguró que hay un límite.

“Claro que en infraestructura, claro que en la parte económica, eso no nos va a ser menos pero es ir a competir y tratar de hacer una buena labor, lo que pasa es que también hay que tener en cuenta contra quien te enfrentas, entonces sabemos que acá nosotros tenemos un límite, en presupuesto y en todo. A pesar de que tenemos un buen plantel, tenemos buenos jugadores, tenemos gente joven que está progresando, pero hay que tener en cuenta, para mí, esos detalles”, explicó Carevic.

Días atrás, la Federación Costarricense de Fútbol presentó un plan de desarrollo para el futbolista tico, pero no anunciaron cuándo se verán los frutos, algo que podría tardar mucho.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA