La tercera pelea de artes marciales mixtas  entre el irlandés Conor McGregor y el estadounidense Dustin Poirier se disputará en Las Vegas en julio sin restricciones de público, anunció este miércoles Dana White, jefe de la Ultimate Fighting Championship (UFC).

En un video publicado en Twitter, Dana White señaló que el T-Mobile Arena será la sede de la pelea el 10 de julio.

Será la primera vez que el público asista a una pelea de la UFC en el estado de Nevada desde la irrupción de la pandemia de covid-19 en marzo de 2020. El mandamás  de la UFC agregó que espera el 100% de la capacidad del reducto, es decir, unos 20.000 espectadores”, dijo.

La UFC ha organizado combates en Las Vegas, Florida y Abu Dhabi desde que estalló la pandemia de covid-19, principalmente a puerta cerrada con estrictos protocolos de seguridad.

Sin embargo, con las restricciones que se están levantando gradualmente en  Estados Unidos, los espectadores están regresando a los eventos deportivos.

Una cartelera de UFC en Jacksonville, Florida, el 24 de abril está programada con lleno total. El martes el gobernador de Nevada, Steve Sisolak, dijo que el estado tenía como objetivo permitir que los lugares operarán al 100% de su capacidad para el 1 de junio.

La tercera pelea entre McGregor y Poirier llega después de que el estadounidense demoliera al irlandés por nocaut en enero pasado en Abu Dhabi en el segundo combate.

McGregor había vencido a Poirier por nocaut en el primer asalto en el primer combate entre ambos en 2014.

McGregor, de 32 años y con marca de 22 triunfos y cinco derrotas, buscará su primer triunfo desde enero de 2020, mientras que Poirier, de 32 años (27 ganados y cinco derrotas) buscará una tercera victoria consecutiva.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA