La comisionada LGTBQ+, Margarita Salas, renunció este lunes al cargo, ante su oposición a la llamada cláusula de conciencia, incluida en el proyecto de Ley de Empleo Público que se tramita en la Asamblea Legislativa.

Este apartado aprobado por los diputados, permite a los funcionarios públicos abstenerse de capacitarse en materia de derechos humanos argumentando objeción de conciencia si el contenido está en contra de sus creencias.

La cláusula tuvo la aprobación del gobierno e inlcuso el presidente Carlos Alvarado, afirmó la semana anterior que se incluyó en la negociación de la Ley de Empleo Público, a cambio de votos de los diputados conservadores presentes en el Congreso.

“La sensibilización y capacitación es fundamental para transformar la cultura institucional y el aprobar esta cláusula de objeción de conciencia, es un caballo de Troya que socaba todos los esfuerzos para el avance en materia de derechos humanos dentro de la institucionalidad pública”, sostuvo Salas en entrevista con Costa Rica Noticias este lunes.

Comentó que se ha logrado capacitar en materia de derechos humanos a 20.000 funcionarios de 75 instituciones públicas.

Según la ahora excomisionada, desde que se conoció la inclusión de dicha cláusula, buscaron presionar para que se eliminara del proyecto aún cuando se encontraba en subcomisión legislativa, pero no fue así.

“Una no puede ser cómplice de una administración que en lugar de estar protegiendo los derechos humanos, los esta vulnerando, pactando votos, porque eso es lo que están haciendo, están negociando nuestros derechos humanos para avanzar en el proyecto de ley de empleo público”, agregó la activista.

Negó, además, que su renuncia obedeciera en parte a un tema electoral, puesto que forma parte del partido provincial Vamos.

“Es temprano para eso, el partido pretende hacer su proceso interno para setiembre pero no es esa la motivación que impulsa esto. Para mí es una decisión muy desafortunada porque tenía mucho trabajo planeado, veníamos haciendo un trabajo intenso con las comisiones institucionales con la alianza multisectorial y es una lástima que haya que cortarlo en este punto”, manifestó la excomisionada.

Tras la consulta de este medio a Casa Presidencial sobre la salida de Margarita Salas, el departamento de prensa emitió un escueto comunicado en que se señaló que el Poder Ejecutivo lamentaban la renuncia de la Comisionada Presidencial.

¨La Presidencia de la República agradece la dedicación y el trabajo de la señora Comisionada en beneficio de la población LGBTIQ y respeta su decisión de carácter irrevocable¨ señaló la comunicación emitida.

Salas ejerció el cargo de Comisionada LGTBIQ+ de manera ad honorem desde junio del 2020.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA