El regreso de Alajuelense a la Liga de Campeones de Concacaf sigue siendo un tormento. Los rojinegros no solo perdieron el primer juego ante el Atlanta United y tuvieron que correr para conseguir las visas de algunos de sus futbolistas, sino que además ahora podrían perder a cinco de sus principales figuras por falta de previsión, algo que también está sufriendo en Tibás.

Tanto el campeón nacional como la S deben jugar en Estados Unidos, que no permite el ingreso de personas que estuvieron en Europa en un plazo de 14 días o menos.

En el caso de Alajuelense, Leonel Moreira, Ian Smith, Barlon Sequeira, Bryan Ruiz y Johan Venegas estuvieron en el Viejo Continente para los amistosos de Costa Rica contra Bosnia Herzegovina y México, y regresaron al país el 1°de abril. Es decir, los 14 días se cumplen el miércoles 14 de abril. Además, Alex López regresó el 30 de marzo de los compromisos de Honduras, por lo que su cuarentena terminará este lunes y podría viajar hasta el martes, día del partido en Atlanta.

En Saprissa se presenta el caso de Kendall Waston y Marvin Angulo, aunque este último estaba descartado por una lesión. El defensor también estuvo en la gira de la Tricolor por Europa, por lo que no podría viajar antes del jueves.

El primer culpable de esta situación es la Concacaf, al programar un partido en Estados Unidos tan pocos días después de la fecha FIFA y conociendo de la cuarentena por Covid-19. Pero los clubes también tienen su cuota de responsabilidad al no prever este problema. Pudieron negociar con la Federación Costarricense de Fútbol para no ceder a los futbolistas e, incluso, solicitar la reprogramación del partido de vuelta por los octavos de final de la Liga de Campeones

José Cabezas, vocero de la Junta Directiva de Alajuelense, exime de culpa a su institución y asegura que estaban con las manos atadas, porque si no cedían los jugadores a la Selección podían ser sancionados por FIFA, igual los futbolistas si se negaban a participar.

“Aunque nosotros lo hayamos previsto, ¿qué podemos hacer? No podemos adelantar el calendario, no podemos convertir 10 días en 15, es decir, aquí el que tiene menos responsabilidad es la Liga Deportiva Alajuelense, porque nosotros cumplimos con un deber, con una fecha FIFA, estamos por cumplir otra fecha que pone Concacaf y esa es nuestra obligación y la estamos cumpliendo”, aseguró Cabezas a Deportivas del 13.

Según el vocero rojinegro, al tener Concacaf la mayor parte de la responsabilidad, la situación puede tener solución. El tema de la cuarentena será difícil de resolver porque es un requisito de las autoridades estadounidenses, pero el partido podría ser reprogramado para jueves u otra fecha.

“Estamos haciendo los esfuerzos para solucionar el problema que creemos es solucionable. El señor presidente ya está en Atlanta haciendo los trámites desde allá, y acá también hay un cuerpo administrativo y el resto de Junta Directiva que está haciendo oficios para ver si levantamos el problema”, agregó Cabezas.

El juego de Alajuelense ante el Atlanta United está programado para el martes 13 de abril a las 4:00 p.m., mientras que el de Saprissa y el Philadelphia Union está agendado para el miércoles 14 a las 6:00 p.m. Ambos clubes ticos perdieron 1-0 en el primer partido de la serie.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA