Los Brooklyn Nets, quienes ya eran uno de los favoritos a ganar el título de la NBA, inclinaron toda la balanza en la liga del mejor basquetbol del mundo al término del plazo de cambios y transferencias y ahora serán los máximos candidatos. Esto luego de reforzare con el veterano ala-pívot LaMarcus Aldridge, quien se desvinculó esta semana de los San Antonio Spurs, según informaron el sábado medios de prensa estadounidenses.

Aldridge, de 35 años, era objeto de interés por otros aspirantes al título como los Miami Heat o Los Ángeles Lakers.

El ala-pívot, sin embargo, acabó decantándose por la oferta de los Nets, donde se unirá a las superestrellas Kevin Durant, Kyrie Irving y James Harden.

El jugador, siete veces All-Star, firmará un contrato de un año por el salario mínimo de veterano.

Tras el cierre del mercado de fichajes de la NBA del jueves, Aldridge llegó a un acuerdo para salir de los Spurs, donde estaba protagonizando la peor de sus seis temporadas en la franquicia texana, en la que promediaba 13,7 puntos y 4,5 rebotes por partido.

Los Nets, que ocupan la segunda posición de la Conferencia Este, ya se habían hecho a principios de mes con el también All-Star Blake Griffin, que era agente libre tras desvincularse de los Detroit Pistons.

Con esta incorporación, todos los focos se colocaban en lo que harían los Lakers de Los Ángeles, actuales campeones, pero en crisis por las lesiones de sus estrellas LeBron James y Anthony Davis. 

Sin embargo, quizás rescataron sus posibilidades al amarrar este domingo al pívot Andre Drummond, quien esta temporada vistiendo la camiseta de Cleveland Cavaliers, promedia 14,6 puntos y 13,8 rebotes por partido, pero el viernes había acordado su salida de dicha franquicia.

Otros movimientos de la jornada fueron la llegada del All-Star Nikola Vucevic a los Bulls de Chicago y de Aaron Gordon a los Nuggets de Denver, Victor Oladipo al Heat de Miami y Rajon Rondo a los Clippers de Los Ángeles.  

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA