El tan esperado, Por Tanto, es decir, la interpretación de las conclusiones de los abogados en el juicio de Bryan Ruiz, Celso Borges y Keylor Navas contra Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román fue leído la tarde de este viernes por el juzgado encargado de este debate.

En el mismo se absolvió de manera unánime a Román y Gutiérrez del delito de difamación por lo que penalmente no deberán purgar ninguna sanción.

De esta manera, aunque penalmente salen bien librados, el por tanto que quedará en firme con la lectura de la sentencia el próximo 9 de abril sí obliga a los acusados a pagar la suma de 3 millones de colones a cada jugador por daño moral además del pago de los honorarios de los abogados que asciende a un monto de un millón 800 mil colones.

Por otro lado, los jueces elevarán ante el Ministerio Público el testimonio del ex presidente Eduardo Li ya que fue el único que mencionó la cláusula aparentemente inexistente que según él conocía Navas en donde se mencionaba que si el técnico Jorge Luis Pinto perdía tres juegos seguidos podía ser despedido y que ante ello, los jugadores eran capaces de dejarse perder para que el colombiano no siguiera en el puesto, por ello, Li podría ser investigado por el delito de falso testimonio.

De esta manera concluye el juicio como epitafio de la máxima gesta futbolística de Costa Rica en su historia, esta vez al igual que en 2014 nuestro fútbol estuvo ante los ojos del mundo pero por circunstancias en donde nadie salió victorioso.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA