La FIFA suspendió este miércoles por seis años y ocho meses suplementarios a su expresidente Sepp Blatter y a su exsecretario general Jérôme Valcke, por haberse concedido importantes bonificaciones a partir de 2010.

La justicia interna de la instancia, que ya había suspendido de toda actividad ligada al fútbol a los dos dirigentes, respectivamente hasta octubre de 2021 y octubre de 2025, tras estar involucrados en 2015 en una serie de escándalos, los ha condenado además a una multa de 1,07 millones de dólares a cada uno.

Involucrados en varios dosieres por la justicia penal suiza, Sepp Blatter y Jérôme Valcke suman este otra nuevo caso por violaciones del código de ética de la FIFA, ligadas a su remuneración.

Ahora quedan privados de toda responsabilidad “administrativa o deportiva” hasta junio de 2028 para Blatter y junio de 2032 para Valcke. Ambos pueden presentar recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Esta es la conclusión de una investigación abierta en septiembre de 2016. Esta nueva condena excluye cualquier intento de regreso al máximo nivel de los dos dirigentes, por lo que no presentan una amenaza para el actual presidente de la FIFA Gianni Infantino, en el cargo desde 2016.

El expresidente de la FIFA se otorgó  24,7 millones de dólares de “bonificaciones extraordinarias” ligadas al Mundial-2010 en Sudáfrica, a la Copa de las Confederaciones de 2013 y al Mundial-2014 en Brasil, señala la decisión, tomada el 17 de diciembre de 2020, pero que acaba de ser notificada a las partes.

El francés Jérôme Valcke, experiodista deportivo que se había convertido en brazo derecho de Sepp Blatter, recibió por su parte 32,2 millones de dólares de bonificaciones por el mismo período, además de sus bonos habituales, señala la comisión de ética de la FIFA.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA