Ha vivido la pandemia de la covid-19 muy de cerca. No solo porque es epidemiólogo, sino, además porque la enfermedad le arrebató a dos hermanos en solo dos meses.

Juan José Romero, quien labora en la Universidad Nacional, comentó a Costa Rica Noticias que, aunque lo que vive el mundo desde hace más de un año, parezca de película, el coronavirus es real y afecta las familias.

“Desafortunadamente he perdido dos hermanos, en los últimos dos meses. Esto quiere decir que esta enfermedad, aunque tiene nombre como de película, de ciencia ficción, esto es verdadero. Ya estamos perdiendo casi 3.000 mil (personas) en este país y cerca de 2.700.000 mil (personas) en el mundo. Esto no es ninguna mentira, esto afecta familias, afecta mucha gente y hay tomarla en serio”, expresó Romero.

Agrega que la situación está lejos de acabar, esto porque la velocidad de vacunación en el mundo es muy lenta y porque se requerirá que los países inmunicen al menos al 50% de sus poblaciones.

“Amenaza con seguir, la velocidad de vacunación es muy lenta en todo el mundo. Hay países que han cubierto a prácticamente toda su población, pero hay una gran inequidad en acceso a las vacunas y hasta que en el mundo los países no tengan un 50% de la población vacunada ojalá un 70%, esto va a continuar”, sostiene el experto.

Vacunación en el país

En nuestro país, desde julio del año anterior, se estableció un plan denominado “espejo” para proceder a la vacunación contra la covid-19. Este consiste en aplicar las primeras dosis por tres semanas y las segundas inmunizaciones por otras tres semanas. Así se definió ante la incertidumbre que había sobre la cantidad y velocidad con que arribarían las vacunas.

Según Mario Mora, de la dirección de Servicios de Salud de la Caja de Seguro Social (CCSS) al programa Hablando Claro, actualmente, se están recibiendo 100.000 vacunas por semana, de las cuales se aplican 70.000, por lo que el restante (en promedio 30.000) se reservan para aplicar las segundas dosis. La vacuna de Pfizer y Biotech requiere dos dosis, separada por 22 días.

ESCUCHE aquí entrevista a Mario Mora en Hablando Claro sobre ritmo de vacunación

Si se reciben esa cantidad de vacunas semanalmente, a cada ebais de los 1066 que existen, le corresponden 68 vacunas solamente.

El epidemiólogo Juan José Romero explica que, en el caso de Costa Rica, el limitante para acelerar el ritmo de vacunación, es la cantidad de inmunizaciones que se están recibiendo.

“Estamos dependiendo en este momento de un solo suplidor, estamos esperando que el próximo mes se sumen las dosis que vienen de AstraZeneca y también por la iniciativa Covax (ONU). Habrá que ver si la estrategia de Costa Rica va a ser distanciar la primera y segunda dosis como lo esta haciendo Gran Bretaña por ejemplo o si va a mantener las 4 semanas entre la primera y segunda dosis, haciendo un espejo más ampliado de una semana como se está haciendo ahorita con la de Pfizer y BionTech”, señala.

Entrevista Juan José Romero, Epidemiólogo

Para él, si se cubre el primero, segundo y la mitad de los primeros tres grupos prioritarios para la vacunación se podría reducir significativamente la hospitalización y fallecimientos en esas personas.

“Si cubrimos el primero y segundo grupo, que juntos son más o menos un millón de personas podríamos reducir entre un 60 y 70% los efectos negativos que estamos observando ahorita en estancia hospitalaria y fallecimientos. Si nosotros cubrimos la mitad del grupo tercero, sería sumas más o menos 750 mil personas nos estaríamos ahorrando cerca de un 80% de los efectos negativos”, dice Romero.

Añade que, ante esto, no se necesitaría llegar a la inmunidad de rebaño para decir que los efectos negativos se dejarán de observar, aunque aclara que lo ideal es tener un 70, 80% de personas inmunizadas.

 El epidemiólogo prevé que los casos de la enfermedad se duplicarán y que, si se rompen protocolos en Semana Santa, el aumento podría ser mayor.  

“Ya lo estamos viendo, desde hace tres semanas a hoy, tenemos aproximadamente un incremento de 50 casos diarios entonces si hay un incremento. Estábamos en una fase baja y comenzamos a subir. Las estimaciones nos dicen que a finales de abril si seguimos como vamos, podríamos llegar a tener el doble de casos que tenemos hoy para llegar mas o menos a 750 o 800 casos”, dijo.

¿Qué podría ocurrir con la Semana Santa?, le consultamos. “Bueno, si la gente rompe protocolos de distanciamiento de romper burbujas (distancia física y social), si no se cuida en los protocolos como la higiene de manos y principalmente el uso de la mascarilla, podríamos tener un incremento mayor”, aseguró.

Además, la transición a la época lluviosa podría hacer que las personas se reúnan en espacios más cerrados lo que podría colaborar con la transmisión del virus.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA