Enfrentados por sobrevivir: taxistas y choferes de plataformas en disputa por un servicio cada vez menos rentable

Concesionarios de taxis han devuelto 1.433 placas en el último quinquenio

Por: Rita Valverde y Ana Marta Arce

La entrada en operaciones de las plataformas digitales de transporte revolucionó la forma de transportarse en el país. Los taxis rojos dejaron de ser la primera y casi única opción en Costa Rica para realizar viajes remunerados. 

Uber, la empresa estadounidense que proporciona una plataforma para conectar a conductores y clientes previamente registrados, entró en funcionamiento a partir del 2015 en Costa Rica. 

Desde entonces, las placas de taxis que durante años fueron altamente demandadas, han ido perdiendo su valía. 

Mientras que del 2000 al 2015 solo se devolvieron 254 placas, del 2015 hasta la fecha se han devuelto 1.433.

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

En promedio por año del 2015 al 2020 se devolvieron 17 placas y entre el 2015 y 2018 el promedio de devolución de placas por año fue de 240.

A la fecha el Consejo de Transporte Público (CTP) reporta un total de 1.680 concesiones canceladas o devueltas; durante el 2021 ya se han devuelto 23 placas.

“Es evidente que en la mayoría de la casos es por la situación económica y tanta actividad irregular de transporte de personas hace que para los concesionarios sea difícil mantener la placa. Otros motivos han sido porque abrimos un procedimiento por algún incumplimiento con la ley”, explicó el director del CTP, Manuel Vega.

Isabelle Vargas, taxista desde hace cinco años, cuenta que la afectación económica ha sido muy grande.

“Imagínese que yo hoy en la mañana llegué al punto a las 7:00 a.m. y salí con un viaje hasta las 8:25, hora 35 minutos esperando por un viaje y salir con un servicio de ₡670”, contó Vargas.

Por su parte, Dennis Mora, taxistas desde hace 30 años, cuenta que la cantidad de clientes ha disminuido considerablemente.

“Tengo que pagar cuotas, el cuerpo sufre desgaste físico y mental al andar uno todos los días en las calles de Costa Rica. Es un estrés, el smog, las presas, el sol, el hecho de que no hay clientes porque ahora cuesta que un cliente le saque la mano, ahora esto se mueve con tecnología de punta, ellos cobran más barato”, señaló Mora.

Uber: la otra cara de la moneda

Desde la llegada de Uber a Costa Rica han pasado 6 años, durante este tiempo se han sumado al menos 7 plataformas (Uber, Didi, DINKI, In Driver, Bee Go y Onux) de ellas solo las primeras cuatro continúan funcionando.

En la actualidad se contabilizan 20 mil repartidores y al menos 30 mil trabajadores más que se dedican al transporte de personas.

Debido a la situación económica que ha enfrentado el país producto de la pandemia, el trabajar para estas plataformas ha sido una de las opciones más viables que las personas desempleadas han encontrado para generar ingresos.

Aunque las condiciones que ofrecen estas plataformas han variado, tanto para los choferes como el servicio a los clientes, debido a la cantidad de conductores que se han sumado durante los últimos años.

“Hay un tema de discriminación de remuneración económica hacia los conductores. Unos 5 años atrás, cuando llegó la plataforma más grande que opera, las ganancias eran montos buenísimos, con la pandemia hubo una alza en el desempleo lo que hizo que las personas migraran a de hacer sus labores a emprender y muchos vieron en el transporte de personas la posibilidad de hacer dinero”, señaló Alfredo Román, representante de Asociación Privada de Movilidad Tecnológica y Afines.

Los repartidores deben lidiar con largas jornadas de trabajo, pedaleando varios kilómetros en medio de altas temperaturas, cargando hasta 10 kilos en su espalda y esperando hasta 5 horas por un viaje para que al final del día las ganancias sean equivalentes a ₡1.500.

“A veces yo he pasado aquí cerca de la UCR entre 5 y 6 horas esperando a que, entre un viaje, hasta que literalmente uno se cansa, se va para otra zona. Yo he pasado semanas en las que he ganado ¢1.000, y cuando me han entrado más viajes recibo ¢8.000” narró Kenny Vois de la Organización Repartidores Unidos.

Entretanto, el repartidor Marlon Rojas dijo que debido a los afectos de la pandemia, sus ingresos se han reducido hasta en un 50% a 60%.

“Toda la documentación, todos los medios de prueba que nosotros podamos encontrar lo trasladamos al Juzgado de Trabajo y a partir de ahí se inicia un debido proceso por las infracciones a las leyes de trabajo. Entonces eso lo va a determinar el Juzgado de Trabajo lo que dure el proceso por infracciones a las leyes de trabajo”, aseguró Ricardo Marín viceministro de Trabajo

Este gremio denuncia, además, que son bloqueados de forma masiva sin justificación alguna, lo que interpretan como un despido, pues no tienen respuesta de la compañía.

Trabajadores de Reino Unido adquirieron derechos como salario, pensiones y vacaciones. ¿Cuán lejos estamos de ello en Costa Rica?

Desde el pasado 17 de marzo, Reino Unido decidió que los trabajadores de Uber contarán con derechos laborales como salario mínimo, pensiones y vacaciones remuneradas tras un fallo a favor de 20 conductores.

Se le consultó a la empresa Uber en Costa Rica ¿cuál es la posibilidad de que esto ocurra aquí? La compañía respondió que el caso del país es distinto, pues en Reino Unido existe la categoría “worker” o “trabajador” que se refiere a una categoría intermedia entre contratista independiente y empleado, algo que no contempla la legislación costarricense.

Enfrentados por sobrevivir parte II:

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá

www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/